Compartir
Publicidad
Publicidad

Algunos puntos a tener en cuenta para practicar ejercicio aeróbico y no decaer en el intento

Algunos puntos a tener en cuenta para practicar ejercicio aeróbico y no decaer en el intento
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Enero suele ser un mes de propósitos y realizar ejercicio aeróbico es uno de los que solemos apuntar en la lista de cosas que cumplir con el nuevo año. Pero muchas veces simplemente se queda en un intento y no termina siendo una realidad. Por ello en este post queremos destacar algunos puntos a tener en cuenta para salir a practicar ejercicio aeróbico de forma satisfactoria y no desistir en pocos días de esta actividad.

Ante todo es recomendable antes de empezar a practicar ejercicio aeróbico realizar una prueba de esfuerzo para saber cuál es nuestra forma física, ya que de ello dependerá el tipo y la intensidad del ejercicio que vamos a realizar. A partir de aquí cualquiera de nosotros puede ponerse manos a la obra y motivarse para llegar a buen puerto.

Elegir bien el tipo de ejercicio

En primer lugar es importante saber elegir bien el tipo de ejercicio aeróbico que vamos a llevar a cabo, ya que no todos son iguales y no son adecuados a todas las personas. Por ello lo que os recomendamos desde Vitónica es hacer un análisis de nuestros gustos y de lo que nos va a ofrecer cada tipo de actividad. De este modo lo que conseguiremos será realizar la actividad que más se ajusta a nuestra personalidad.

Saber el medio adecuado para la actividad

Lo mismo sucede con el medio en el que vamos a llevar a cabo la actividad, ya que existen actividades aeróbicas al aire libre o en interior. La verdad que lo ideal es combinar ambos tipos de medio, pues es importante tener opciones si no hace un clima adecuado en el exterior. Además, el tipo de suelo en el que vayamos a realizar la actividad o las condiciones del lugar marcarán en gran medida que su ejecución sea o no satisfactoria.

El equipamiento correcto

Conseguir un buen equipamiento es fundamental y para ello es importante tener presentes los dos puntos anteriores, pues el equipo que vayamos a utilizar dependerá de las condiciones del medio y de la tipología de ejercicio. Pero es esencial llevar un equipo correcto, pues de ello dependerá la comodidad a la hora de ejecutar la actividad, así como la confortabilidad a la hora de evitar exceso de sudor o fatiga prematura debido a la falta de traspiración.

Acaba con las metas irreales

Finalmente queremos destacar que el ejercicio aeróbico realizado de manera correcta es el fruto de mucho tiempo de dedicación. Por ello no es necesario que nos marquemos metas irreales o que nos machaquemos en exceso. Hay que tener presente que estamos empezando y que todos los comienzos son lentos. Por ello es importante pensar más en la actividad, en pasarlo bien y disfrutarla al máximo, que la recompensa vendrá después.

Imagen | Nathan Rupert

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos