Algunos consejos para acabar con la piel grasa

Síguenos

Crema

La grasa es una sustancia que nos preocupa sobremanera a la hora de mantener una buena salud general del organismo. Cuidar lo que ingerimos y procurar evitar su exceso es uno de los objetivos que perseguimos la gran mayoría de nosotros. Esta máxima la conocemos y controlamos, pero existe otro tipo de grasa que nos trae de cabeza a muchos de nosotros. Se trata de la piel grasa, que tantos trastornos causa a los que la padecen. Por este motivo queremos dar algunos consejos para evitar tener la piel grasa.

A la hora de delimitar el exceso de sebo en la piel existen diferentes grados que vamos a tener en cuenta. Por norma general la mayor acumulación de grasa se detecta en la conocida como zona T de la cara que comprende la frente, la nariz y el mentón. Cuando esta zona es grasa y el resto no se le llama piel mixta. Pero si los niveles de grasa son elevados en esta zona y en el resto de la cara también se conoce como piel grasa, que puede ser normal o ir acompañada de dilatación de los poros y suciedad en los mismos.

Mantener una piel sana es algo que muchos de nosotros nos proponemos día a día, y por ello es necesario que conozcamos nuestra piel y sus características para actuar en consecuencia y evitar de este modo los problemas que esto nos pueda ocasionar. Para ello simplemente debemos tener en cuenta una serie de normas fundamentales que van desde una correcta alimentación a una serie de cuidados de la piel de manera externa.

Una alimentación correcta

La alimentación es importante, ya que somos lo que comemos, y por ello es necesario que la cuidemos. Para ello lo que haremos será consumir carnes bajas en grasa como las de aves. Evitar carnes rojas que contienen más cantidades de grasa es esencial a la hora de prevenir la piel grasa. Lo mismo sucede con los dulces, que deben pasar a un segundo plano en nuestra alimentación, sobre todo el chocolate.

El alcohol es otro enemigo a la hora de mantener una piel en perfectas condiciones, y es que es necesario que lo evitemos. En su defecto debemos consumir frutas y verduras que nos aportarán vitaminas que servirán para mantener una piel en perfecto estado, así como fibra que nos permitirá eliminar de nuestro organismo sustancias de desecho y toxinas que contribuyen a hacer que nuestra piel esté más grasa y en peores condiciones.

Cuidados externos

Otra serie de cuidados que debemos tener presentes para tener la piel grasa pasan por seguir una serie de conductas externas que nos ayudarán a conseguir una piel mejor. Una perfecta higiene de la piel tanto por la mañana como por la noche nos será de gran utilidad. Usar un gel suave que limpie el exceso de grasa nos ayudará a controlar los niveles de la misma, así como el uso de una crema adecuada que evite la segregación de grasa por parte de la piel.

A pesar de mantener una buena higiene no hay que abusar de jabones, pues resecan la piel, y en respuesta ésta segregará más grasa. Lo que debemos hacer para equilibrar los niveles de grasa es utilizar mascarillas de arcilla, que nos ayudarán a controlar la secreción de sebo. A esto hay que sumar el descanso, fundamental a la hora de conseguir un equilibrio total de la piel. Descansar una media de siete horas diarias nos ayudará a mantener nuestra piel en perfectas condiciones.

Es importante que sigamos estos consejos si lo que queremos es lucir una piel radiante y llena de salud. Simplemente lo que haremos será acostumbrarnos a estos hábitos que podemos incorporar a nuestra forma de vida de manera sencilla y sin apenas darnos cuenta, pero que tendrán unos grandes resultados a la larga.

Imagen | sunshinecity

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios