Dieta de la remolacha. Análisis de dietas milagro (XXXI)

Síguenos

remolahca


Hoy en nuestra sección dedicada al análisis de dietas milagros, colocamos bajo la lupa a una nueva dieta que se basa en la toma de un zumo elaborado con remolachas, zanahorias y naranjas. Se trata de la dieta de la remolacha que a continuación describimos en detalle.

¿En qué consiste la dieta de la remolacha?

La dieta de la remolacha promete una pérdida de peso que ronda los 2 a 4 kilos por semana, y se basa en la ingesta al menos dos vasos al día de un zumo de remolacha que se elabora con 6 remolachas, 10 naranjas y 10 zanahorias en máquina extractora de zumo.

En un menú sugerido para esta dieta de la remolacha se propone la ingesta de variadas frutas y verduras, que son las principales fuentes de hidratos de carbono junto al arroz integral que se permite en cantidades limitadas y patatas que sólo se permiten 1 o 2 veces a la semana.

Asimismo, tenemos proteínas magras que son provistas por leche o yogur desnatado y también pueden ser ofrecidas por carne de pollo o pescado magro.

La dieta de la remolacha ofrece alrededor de 1000 a 1200 Kcal por día por lo que resulta una dieta de bajo valor calórico que debido a ello produce un fuerte descenso de peso.

No se recomienda realizar la dieta por más de 1 semana seguida y también se desaconseja la dieta en quienes tienen diabetes, problemas de vesícula o cálculos de riñones.

dieta-remolacha

Errores de la dieta de la remolacha

El primer error que podemos ver en esta dieta de la remolacha es adjudicar propiedades diuréticas y reductoras al zumo de remolacha en la cual fundamenta la pérdida de peso. Asimismo, propone una reducción calórica severa que si bien es debido a la oferta de varios alimentos, puede ser una pobre cuota energética para la mayor parte de las personas que emplean este recurso para adelgazar.

De igual forma, se limitan grandemente las grasas, por ejemplo: sólo se permite una cucharadita de aceite de oliva a diario cuando podríamos comer 2 a 3 cucharadas de aceite por día.

Por otro lado, se promociona como una dieta sin efecto rebote pero no se permite la ingesta de muchos alimentos y se limitan las calorías notablemente mediante la oferta de una lista acotada de alimentos que componen el menú, por lo tanto, las probabilidades de recuperar el peso perdido son notables,

Y por último, algo que caracteriza a las dietas milagros, es una dieta universal, no es personalizada ni ajustada a cada individuo sino que independientemente de las necesidades esta dieta se promociona para perder peso rápidamente y ofreciendo sólo 1000 a 1200 Kcal por día.

Imagen | B.D.‘s wrold y Wikimedia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios