Saber elegir los mejores cereales para el organismo

Síguenos

cereales.jpg

En infinidad de ocasiones hemos destacado la importancia que un buen desayuno tiene a la hora de rendir al máximo y comenzar el día cargados de energía a la vez que activamos el metabolismo. Es cierto que debemos desayunar, pero hacerlo de forma totalmente correcta. Los cereales son uno de los alimentos estrella de esta comida del día, y por ello debemos tener claro los diferentes tipos que nos podemos encontrar y cuáles son los mejores para el organismo.

Los cereales están elaborados básicamente con cereales como el trigo, el maíz, la avena, la cebada, el centeno… A pesar de compartir materia prima existen muchas variedades dentro del abanico que se nos presenta para consumir, por ello desde Vitónica destacaremos los que consideramos más adecuados para la salud.

Muchas personas creen que consumir cereales es una forma más de conseguir un alimento cargado de calorías vacías. Nada más lejos de la realidad, y es que los cereales son la base de la alimentación, ya que están cargados de nutrientes necesarios para el buen funcionamiento del organismo así como hidratos de carbono para dotarnos de la energía necesaria para poder afrontar las diferentes acciones diarias. Junto a esto debemos tener en cuenta el bajo aporte de grasas que tienen.

A grandes rasgos esto es lo que define a los cereales, pero a la hora de procesarlos existen muchos fabricantes que añaden grasas innecesarias con el fin de aportar sabor y textura al producto. Un ejemplo claro son los cereales procesados a los que se les añade chocolate, que suelen llevar grasa de origen animal, al igual que otros azucarados que llevan consigo azúcares añadidos que lo que hacen es aportarnos calorías innecesarias.

Para evitar estos añadidos es necesario que sepamos elegir los cereales que más nutrientes nos van a aportar sin el añadido extra de grasa y calorías. Para conseguirlo debemos huir de las variedades demasiado elaboradas en las que el cereal se deja de lado y lo que se busca es dar el máximo sabor al alimento para lo cual se añaden grasas y demás derivados. Para elegir la opción más correcta es necesario que reparemos en que cuanto más natural sea el cereal mucho mejor para nuestra salud.

Esta naturalidad pasa por consumir cereales que apenas hayan seguido un proceso de elaboración a todos los niveles, es decir, hay que dejar de lado los cereales de sabores y texturas diferentes, ya que irán acompañados de grasas saturadas y azúcares vacíos. En su lugar debemos optar por los copos obtenidos directamente de los cereales en bruto. Algo similar sucede con la materia prima, el cereal, que es importante que lo consumamos con el mínimo procesamiento. Consumir los cereales sin refinar, es decir integrales, es la mejor solución para obtener el máximo de nutrientes y dosificar el aporte de energía, que el cuerpo procesará de manera más lenta haciendo que la utilicemos poco a poco, a medida que la vamos necesitando.

Es necesario que reparemos en esto a la hora de saber elegir una variedad u otra de cereal en el punto de venta, pues de ello dependerá gran parte de nuestra alimentación y la cantidad y calidad de la energía de la que vamos a disponer para comenzar el día con buen pie.

Imagen | jan-willem

En Vitonica | Los hábitos de desayuno de los españoles
En Vitonica | El desayuno perfecto. Receta Saludable
En Vitonica | 3 consejos para mejorar tu desayuno

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios