Entrenar frente al espejo para mejorar los resultados

Sigue a Vitónica

espejo.jpg

La manera de ejecutar un ejercicio es algo que debemos tener en cuenta a la hora de entrenar, y es que como hemos dicho en infinidad de ocasiones es necesario que las rutinas se realicen de forma correcta para evitar lesiones y vicios en la postura, por ello os vamos a dar un consejo para tener siempre una correcta referencia a la hora de entrenar y hacer bien los ejercicios, hacerlos frente al espejo.

Seguro que en más de una ocasión hemos visto a los bailarines que ensayan frente a un espejo para saber como están realizando el baile para saber si hacen algo mal y corregirlo para hacerlo igual que el resto. En nuestro caso, como si de un baile se tratase, debemos ejercitarnos frente al espejo para corregir cualquier error que podamos cometer a la hora de entrenar, y es que esta es la mejor manera de observarnos a nosotros mismos y saber si tenemos vicios adquiridos, ya que muchas veces sabemos como se hace un ejercicio, creemos que lo hacemos bien, pero hasta que no nos vemos no sabemos como lo ejecutamos realmente.

No solo mirarnos al espejo nos ayudará a corregir nuestra postura y realizar bien un ejercicio para evitar desequilibrios y posibles lesiones, sino que es una de las mejores maneras que existen de concentrarnos en lo que estamos haciendo, evitando que caigamos en distracciones que nos desvíen del objetivo, que es entrenar un grupo muscular determinado. Al centrar nuestra atención en el espejo lo haremos de forma indirecta en el grupo muscular trabajado, concentrando todo el empuje en él e incidiendo mucho más en los músculos que si llevásemos a cabo el ejercicio de forma normal, como si el espejo no existiera.

A partir de ahora debemos dejar de lado las apariencias y evitar tener en cuenta que nos llamen coquetos o creídos por mirarnos en el espejo al entrenar, pues realmente lo que hacemos es entrenar correctamente intentando mejorar la ejecución de los diferentes ejercicios. Por suerte encontrar un espejo en un gimnasio o sala de musculación es fácil, ya que la mayoría de ellas tienen las paredes revestidas de lunas, por lo que se nos facilitará la labor de observarnos delante de un espejo al hacer ejercicio. Eso sí, tampoco debemos pasarnos de la raya y dedicar tiempo y tiempo a observar nuestro progreso en el espejo, ya que así no avanzaremos nunca, sino que solo lo debemos ver como una ayuda para progresar.

Imagen | Dmitry

En Vitonica | Entrenar con espejo
En Vitonica | Síndrome del espejo, un problema que crece
En Vitonica | Cómo saber si nuestros músculos están creciendo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios