Diferencias entre elasticidad y flexibilidad

Sigue a

elasticidad

Muchas veces hemos hablado de las ventajas de un buen estiramiento y de lo necesario que es a la hora de prevenir posibles lesiones. Un buen estiramiento nos permite ganar lo que se conoce como movilidad articular, que es básico para ganar movimiento y por tanto mejorar el rendimiento deportivo.

Todos conocemos estos beneficios, pero seguimos confundiendo dos términos relacionados entre si pero muy diferentes.

Cuando hablamos de elasticidad, nos referimos ténicamente a la facultad del músculo de recobrar su forma en reposo, después de haber realizado un ejercicio de fuerza que la haya modificado.

Es decir, cuento mayor elasticidad tengamos, menor será el tiempo necesario por nuestros músculos para recuperar su estructura en reposo. Cuanto menos tiempo tarde, menor será el tiempo de desgaste que sufrá y por tanto mejor será la calidad musuclar del mismo.

Por su parte, la flexibilidad es la facultad del músculo de desplazar los segmentos óseos que forman las articulaciones. Cuanto mayor sa la flexibilidad, mayoe será “la distancia” que podremos mover cada grupo muscular y por tanto, sacaremos mayor partido a cada uno de nuestros movimientos.

Existen dos tipos de flexibilidad, según esta sea activa o pasiva. La primera se centra en aquella que se produce bajo control muscular activo, mientras que la segunda es la máxima que se puede lograr mediante ayuda de fuerza externa, sin provocar lesiones.

La relación entre ambos es estrecha, y ambas son fundamentales a la hora de realizar los movimientos. Dependiendo del deporte que se practique, se necesitará mayor flexibilidad y menor elasticidad o viceversa en base a los gestos que cada deporte nos exija.

La flexibilidad viene determinada por diferentes factores como pueden ser:


  • Las limitaciones estructurales de la articulación
  • Las propiedades mecánicas de los músculos y otros tejidos blandos de la articulación
  • Los procesos neuromusculares que controlan la tensión y la fuerza de los músculos
  • El nivel de tensión muscular en el mismo músculo o tejidos blandos
  • El umbral de dolor de cada persona al aproximarse al final de la amplitud.

En definitiva, contar con unos músculos con altos grados de flexibilidad y elasticidad mejora notablemente nuestro rendimiento y además no evitarán lesiones que mermen nuestra salud. Estamos preparando algunos ejercicios que nos ayudarán a mejorar ambos aspectos, en breves os los expondremos en Vitónica.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario