Compartir
Publicidad
Publicidad
¡Dime tu lesión, y te digo que comer! | Ciencia útil
Lesiones

¡Dime tu lesión, y te digo que comer! | Ciencia útil

Publicidad
Publicidad

Seguro que muchas veces te has planteado cómo recuperarte mejor y más rápido de tus lesiones. En este artículo de Vitónica, continuación del anterior TOP 4 recomendaciones nutricionales en lesiones te damos las pautas para individualizar tu recuperación según la lesión que tengas.

La Nutrición según la lesión que sufras es el futuro, pero también el presente cómo nos enseña la Ciencia en este artículo. Si la Rehabilitación y la Nutrición van de la mano, seguro que tus plazos se acortan mucho, y volveras a estar "dando guerra" antes de lo que piensas.

Apoyo nutricional en las lesiones

No todas las lesiones requieren la inmovilización de una extremidad. Así que, incluso si el entrenamiento se restringe o se reduce, la pérdida de músculo puede ser menor y las consecuencias metabólicas podrían no ser tan graves. También hay evidencia de que algunas lesiones pueden tener requerimientos nutricionales particulares. Por lo tanto, un breve análisis de lo poco que se sabe acerca de la nutrición para apoyar a unos determinados tipos de lesiones es lo que te garantizamos en este estudio.

En el anterior artículo vimos el uso de determinadas sustancias para algunas lesiones:
1. La ingesta suficinete de proteínas ayuda a la curación de las heridas y disminuye la inflamación.E este grupo se incluyen, los Aminoácidos Ramificados y la Leucina.
2. La Creatina mejora el desarrollo muscular e impide su pérdida durante la convalecencia. 3. Los antioxidantes, Vitamina A, C y Zinc, mejoran la cicatrización de las heridas y producen una recuperación más rápida. La Vitamina C ayuda a la cicatrización y a la formación de colágeno.
4. El Calcio y la Vitamina D durante la curación de las fracturas es importante para una formación ósea óptima.

Conmoción cerebral / Lesiones cerebrales traumáticas

En los deportes de contacto, como el rugby y el fútbol americano, así como en militares, estas lesiones son cada vez más comunes. Así por ejemplo, en jugadores de fútbol americano retirados de más de 50 años, con antecedentes de conmociones cerebrales repetitivas, se encontraron anormalidades cerebrales significativas y un deterioro cognitivo 5 veces mayor que aquellos que no las sufrieron. Una intervención nutricional adecuada puede aliviar las consecuencias de estas lesiones y los procesos degenerativos asociados, mejorando la función cognitiva y neuromuscular.

Estos tratamientos se basan en sustancias con propiedades antioxidantes y anti-inflamatorios. Aunque los estudios se basan en roederos, se cree que en humanos pueden tener propiedades protectoras.

Un estudio demostró que las ratas que comen una dieta suplementada con Curcumina, un compuesto anti-inflamatorio, habían disminuido los niveles de factores que se encuentran aumentados después de estas lesiones. Por otra parte, la función cognitiva se mejoró en las ratas que consumieron una suplementación de curcumina.

La eficacia de los Omega-3 para la mejora de los daños relacionados con la conmoción cerebral también ha sido investigada. Los estudios en animales demostraron consistentemente que tanto el uso profiláctico y terapéutico de los Omega-3 disminuyen el daño axonal y neuronal, la inflamación y la apoptosis (muerte celular), normalizando entre otros los niveles de neurotransmisores.

Por otra parte, estos cambios conducen a la mejora de la función cognitiva. Por lo tanto, parece ser prometedora la evidencia de la eficacia de la curcumina y, especialmente, de los Omega-3 para la recuperación de estas lesiones en roedores. Sin embargo, no está claro si la eficacia de los Omega-3 para en roedores se puede generalizar a los seres humanos.

Hasta la fecha, ningún estudio ha sido publicado al respecto en seres humanos. Sin embargo, los ensayos clínicos están en marcha después de que el Instituto de Medicina Americano recomiende una mayor investigación en 2011. Ha habido un pequeño número de estudios de casos que sugieren que altas dosis de Omega-3 pueden mejorar los resultados agudos después de lesiones cerebrales traumáticas.

Suplementacion

"TOP Suplementos" para recuperarte antes de las lesiones: Proteínas, Curcumina, Omega-3, Antioxidantes,...

Lesiones del tejido muscular

Estas lesiones probablemente no requieren necesariamente la inmovilización de la extremidad, pero si requerirán una reducción en la actividad por dolor. Un modelo común que se utiliza para examinar las lesiones musculares es un modelo que desarrolla ejercicio de tipo excéntrico (contracciones a favor de la gravedad mediante un alargamiento muscular).

En general, los nutrientes más a menudo asociados con el alivio del dolor y la mejora de la recuperación del ejercicio excéntrico incluyen proteínas y aminoácidos (aminoácidos de cadena ramificada), compuestos anti-inflamatorios y antioxidantes. La información disponible no se presta fácilmente a una conclusión sólida para cualquiera de estas "contramedidas nutricionales" para paliar los efectos perjudiciales de la lesión muscular. De hecho, una revisión sistemática reciente concluyó que se carece de evidencia para el uso de alivio de las proteínas y los aminoácidos en los síntomas de la lesión muscular (Pasiakos, 2014 y otras revisiones en la referencias de este artículo).

Pautas nutricionales a evitar

  1. Evitar deficiencias de nutrientes es la "regla de oro", priridad nº 1.
  2. El exceso de energía podría conducir a un aumento total de la masa grasa, sobre todo si la actividad se reduce drásticamente.
  3. El exceso de consumo de Omegas-3 puede deprimir la respuesta inflamatoria que conduce a la cicatrización de la herida.
  4. Evitar el alcohol (perjudica el deesarrollo muscular). Perjudica la cicatrización de la herida, probablemente por la reducción de la respuesta inflamatoria, y aumenta la pérdida de masa muscular durante la inmovilización.

En resumen, hay mucho todavía por aprender acerca de la mejor estrategia nutricional para mejorar la recuperación de lesiones inducidas por el ejercicio. Existe mucha demanda sobre la eficacia de muchos nutrientes, sin embargo, la falta evidencia directa que tanta falta hace. En algunas situaciones, un mayor consumo de estos nutrientes pueden hacer daño, con lo que su prescripción debe ser siempre individualizada.

La mejor recomendación sería adoptar un enfoque de "primero, no hacer daño".

incluso si son eficaces para los seres humanos lesionados, no hay información con respecto a la dosis óptima de estos nutrientes. Por lo tanto, se recomienda precaución antes de hacer recomendaciones para un uso generalizado de estos nutrientes por atletas lesionados.

REFERENCIAS:
* Howatson G, van Someren KA. The prevention and treatment of exercise-induced muscle damage. Sports Med. 2008;38:483–503. [PubMed]
* Pasiakos SM, Lieberman HR, McLellan TM. Effects of protein supplements on muscle damage, soreness and recovery of muscle function and physical performance: a systematic review. Sports Med. 2014;44:655–670. [PubMed]
* Sousa M, Teixeira VH, Soares J. Dietary strategies to recover from exercise-induced muscle damage. Int J Food Sci Nutr. 2014;65:151–163. [PubMed]
* Tipton KD. Nutritional Support for Exercise-Induced Injuries. Sports Med. 2015 Nov;45 Suppl 1:93-104. [PubMed]

ARTÍCULOS RELACIONADOS:
* TOP 4 recomendaciones nutricionales en lesiones | Enlace

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos