Todo sobre el hombro (IV): Fractura de clavícula

Sigue a

Clavicula fractura radiografia

La fractura de clavícula es la que ocurre con mayor frecuencia. Se produce en niños y en deportistas principalmente, de ahí lo interesante de tratar el tema en Vitónica.

En este hueso inserta musculatura potente como el pectoral mayor, el deltoides y el esternocleidomastoideo, por lo que la fractura de clavícula provoca mucha limitación de movilidad, obligando a mantener reposo hasta su consolidación.

Mecanismos que producen fractura de clavícula


  • Directo: Traumatismo sobre la zona.
  • Indirecto: Caída apoyando las manos en el suelo. La fuerza del impacto se transmite a la clavícula, y la fractura. Es la forma más frecuente de producirse.

El mecanismo directo se refiere, por ejemplo, a una caída donde el golpe se produzca directamente sobre la clavícula, provocando la fractura. Esto puede ocurrir en deportes de contacto o extremos: artes marciales, fútbol americano, rugby, etc.

La forma indirecta puede darse realmente en todo tipo de actividades, ya que cualquier caída obliga a utilizar las manos para frenar el impacto, y es posible que las fuerzas lesionen a la clavícula. Claro que se necesita que la caída sea a gran velocidad como para provocar la fractura. Por ejemplo, es muy típica en ciclismo, al sufrir una caída desde la bicicleta a gran velocidad. También en otros deportes como fútbol, baloncesto, atletismo, hockey… las caídas pueden provocar este tipo de lesión.

Características de las fracturas de clavícula

La fractura puede ocurrir cerca del esternón, en la parte media de la clavícula (en torno al 80% de las fracturas son en esta región, siendo así la más frecuente) o cerca de la articulación con el acrómion (si te pierdes, revisa los artículos sobre anatomía y biomecánica del hombro). Si afecta a la articulación entre la clavícula y el acrómion, puede dar algunas complicaciones que pueden necesitar tratamiento quirúrgico.

También dependiendo de la zona en que se produzca, puede que haya desplazamiento de los segmentos óseos por las fuerzas de tracción que ejercen los músculos y, además, es posible que se afecten los ligamentos, aunque no es lo más frecuente. Dependiendo de las estructuras afectadas, el tratamiento variará.

La postura de la persona que ha sufrido este tipo de fractura es con el brazo pegado al cuerpo, sujetándolo con el brazo sano y mirando al lado contrario al lesionado, buscando la postura en que el dolor es menor.

Tratamiento de las fracturas de clavícula

Lo habitual es que se lleve a cabo tratamiento conservador, consistente en la aplicación de vendaje o cabestrillo para inmovilizar la zona durante unas 3-4 semanas. En caso de que la fractura esté muy desplazada, haya a rotura de ligamentos o afecte a la articulación acromioclavicular, es necesario tratamiento quirúrgico, para reparar las estructuras dañadas y corregir el desplazamiento de los segmentos óseos.

Clavicula fractura operada

Desde la fisioterapia, tras la fase de inmovilización se actuará aliviando el dolor de zonas como cuello y espalda que, debido a la propia lesión y a la postura alterada del brazo lesionado (pegado al cuerpo, sin poder moverlo…) es frecuente que sufran daños.

Posteriormente se utilizarán técnicas como calor local, movilizaciones, masaje, estiramientos… con el objetivo de devolver la movilidad normal al complejo articular del hombro.

En fases más avanzadas, se iniciará la potenciación muscular, trabajando de forma específica la musculatura del complejo articular del hombro. Sobre todo hay que tener cuidado con ejercicios que impliquen las fibras anteriores del deltoides, el esternocleidomastoideo y el pectoral mayor. Estos ejercicios se harán de forma suave, aumentando la carga de manera muy progresiva.

Complicaciones

No son frecuentes, pero pueden llegar a producirse. Si no se realiza una inmovilización adecuada, los segmentos óseos puede que no se unan bien, provocando dolor (riesgo de seudoartrosis).

También hay que señalar que es relativamente frecuente que se forme callo óseo muy abultado. Esto quiere decir que, al volver a unirse los segmentos fracturados, lo hacen de una forma en que queda un engrosamiento que se puede ver y palpar. No es malo, simplemente tiene consecuencias estéticas pero, de producirse, es perfectamente normal.

Imagen | ServantofAgape y Comrade_s

En Vitonica | Hombro

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios