Trabajar cardio con la máquina de step una buena opción

Síguenos

step.jpg

En la mayoría de gimnasios y centros deportivos existe una parte de la sala destinada a las máquinas para realizar ejercicios cardiovasculares. Entre éstas se encuentra la máquina de step, conocida popularmente como la de “subir escaleras”.

La mayoría de las veces es una máquina que permanece sin usarse, o solamente la utilizan algunas personas porque existe alrededor de ella un desconocimiento enorme. Normalmente siempre hemos oído que el impacto que ejerce sobre las articulaciones de la rodilla es tremendo, pues las sometemos a una fuerza exagerada. Además, en muchos casos se ha dicho que no es un ejercicio aeróbico como tal, sino más bien de fuerza. Y nada más lejos de la realidad, y es que la máquina de step tiene muchos mitos a su alrededor que no son para nada ciertos.

Antes de nada tenemos que tener claro que esta máquina sirve para entrenar nuestro sistema circulatorio y cardiaco. Es lo que se conoce como una máquina aeróbica, ya que el ejercicio que se realiza en ella implica un trabajo de respiración y quema de energía propia de una actividad aeróbica cualquiera como puede ser la carrera, la caminata, la bicicleta… En ningún caso es una máquina de musculación como muchos piensan, aunque se trabaje el tren inferior de una forma más directa que con el resto de actividades aeróbicas.

Por este motivo es una actividad recomendada para quemar calorías, mejorar la circulación sanguínea que oxigenará todas las partes de nuestro cuerpo a la vez que trabajamos los pulmones y todo el sistema respiratorio. La quema de calorías en esta máquina es elevada, pues al ejercicio aeróbico le tenemos que sumar la resistencia que nos supone subir escaleras, y es que entran en escena los músculos de las piernas.

Concretamente trabajamos los glúteos, los gemelos, los insquiotibiales y los cuadriceps en menor medida. Es cierto que en cualquier actividad aeróbica trabajamos el tren inferior, pero en esta la intensidad es mayor, pues las piernas nos sirven de propulsoras para poder ascender los escalones virtuales que nos presenta la máquina. Por este motivo practicar step nos permitirá mantener unos músculos tonificados en el tren inferior.

Pero esta máquina tiene un brutal enemigo, y es la creencia de que al ser una actividad tan intensa, la repercusión sobre las articulaciones de la rodilla y tobillos es muy fuerte, llegando a dañarlas. Esto no es cierto del todo. Si la persona que practica step tiene sobrepeso, los movimientos rápidos y bruscos pueden dañar las articulaciones, pues tienen que soportar una gran cantidad de peso. En el caso de los principiantes normalmente la falta de costumbre hace que se sobrecarguen mucho los gemelos y puedan causarnos molestias.

Concretamente la práctica de step hace que las articulaciones estén activas y con el riego sanguíneo adecuado, ya que se concentrará en esta parte del cuerpo. Esto hará que el aporte de nutrientes a las articulaciones de la pierna sea mayor. Lejos de favorecer la descalcificación ósea, o la pérdida de cartílago, esta actividad estimulará la asimilación del calcio y de las vitaminas necesarias para fortalecer las articulaciones.

Es importante que tengamos esto en cuenta a la hora de elegir esta máquina como otra opción al entrenamiento aeróbico, y es que tenemos que desterrar antiguas creencias que no nos llevan a ninguna parte.

Imagen | Acambiode /Five Star Europa S.L.

En Vitonica | Elige tu máquina cardiovascular
En Vitonica | Una máquina cardiovascular cada día
En Vitonica | La máquina de escaleras no es para principiantes

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios