Compartir
Publicidad
Publicidad

Algunos consejos para entrenar los gemelos

Algunos consejos para entrenar los gemelos
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El entrenamiento de la pierna es algo que de manera habitual solemos dejar en segundo plano, pero en Vitónica hemos destacado en infinidad de ocasiones la importancia que tiene para el correcto equilibrio del cuerpo. En esta ocasión nos queremos detener en una parte de las piernas y una de las mejores maneras de entrenarla. Se trata de los gemelos, un grupo muscular que solemos olvidar en los entrenamientos de pierna y que tiene mucha importancia.

Como siempre hemos visto, es necesario que trabajemos todas las partes del cuerpo para evitar desequilibrios y que determinadas zonas estén mucho menos definidas que otras y que tengan mucha menos fuerza. Sobre todo la parte de los gemelos es la zona inferior de las piernas, y conseguir fortalecerlos nos ayudará a tener unos tobillos más resistentes, una rodilla más protegida, y más potencia en esta parte del cuerpo.

Diferenciar en tres partes los gemelos

Para conseguir un trabajo completo de los gemelos vamos a diferenciar en tres partes, concretamente en la zona media de los gemelos, en la parte más externa y en la interna. Es cierto que al final lo que vamos a trabajar es todo el gemelo, pero en este caso lo que vamos a variar será el ángulo de acción mediante la realización de diferentes tipos de ejercicio para conseguir un perfecto trabajo de toda la parte inferior de las piernas.

Parte media del gemelo

Para ello lo que os vamos a recomendar es un trabajo sencillo en la prensa de gemelos. La máquina elegida puede ser de peso libre o de peso asistido. De cualquier modo la mecánica del ejercicio será la misma. Nos colocaremos sentados o apoyados en la máquina según corresponda en cada una de ellas. Para el primer ejercicio colocaremos los pies apoyados por la primera mitad, es decir, desde la mitad del pie a la puntera, ya que lo que haremos será elevar la carga simplemente mediante el movimiento del tobillo. La manera de hacerlo será colocando los pies de manera paralela, con las puntas mirando al frente para así trabajar la parte media del gemelo.

Parte externa de los gemelos

Otro ejercicio que realizaremos, en este caso para incidir más en la parte externa es variando simplemente la colocación de los pies. En este caso el apoyo será el mismo, es decir, la mitad del pie en la parte de la puntera, solo que colocaremos los pies con las punteras hacia dentro, es decir, con las puntas enfrentadas. El movimiento será el mismo que el anterior, simplemente subir y bajar las piernas mediante la acción de los gemelos y el movimiento de los tobillos.

Parte interna de los gemelos

En último lugar para incidir en la parte interna de los gemelos colocaremos los pies de la misma manera que los ejercicios anteriores, solo que en esta ocasión las puntas del pie apuntarán hacia afuera, de modo que los talones queden enfrentados. Realizaremos el mismo movimiento que en los anteriores casos.

Es importante tener en cuenta que para una mayor incidencia en la zona debemos encadenar los tres tipos de movimiento. Es decir, por ejemplo podemos hacer 10 repeticiones del primero, cambiar la posición de los pies, hacer otras 10 repeticiones del segundo, volver a cambiar la postura de los pies y terminar el tercer ejercicio con otras 10 repeticiones.

Imagen | afoncubierta Video | Youtube/ ProgramaTVGYM

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos