L-glutamina para una mejor recuperación y crecimiento muscular

Sigue a

weight.jpg

Todos estamos de acuerdo en que el entrenamiento excesivo e intenso produce un estrés muscular del que se deriva la fatiga muscular y los diferentes problemas que se pueden derivar de un entrenamiento excesivo.

Para evitar esto siempre es importante que descansemos los músculos, pero cuando el entrenamiento es excesivo podemos echar mano de complementos encaminados a ayudarnos en la recuperación. Un ejemplo es la L-glutamina, un aminoácido esencial que en nuestro cuerpo se encuentra en casi todos los tejidos y que interviene directamente en la reconstrucción y formación de los tejidos.

La glutamina la conseguimos a través de los alimentos, concretamente a través de las proteínas, pero en ocasiones en las que el entrenamiento es excesivo, podemos echar mano de complementos que nos facilitarán el aporte que nuestro cuerpo necesita para llevar a cabo sus funciones. Además la glutamina es uno de los principales culpables de mantener el equilibrio de nitrógeno en el organismo.

Cuando entrenamos o practicamos deporte podemos desencadenar un proceso de oxidación que afecta a nuestras células al verse atacadas por los radicales libres. Es lo que se conoce como estrés oxidatico, y la glutamina puede ser una forma de minimizarlo o evitarlo mediante el poder nivelador del nitrógeno que tiene. Ayuda a que los músculos no se deterioren mediante el control de la acidez de éstos.

Es una de las mejores formas de conseguir regenerar y recuperar los tejidos, además de actuar directamente en el crecimiento de éstos. Además es un buen recuperador muscular debido a la función que tiene como equilibrador del ph muscular. Esto hace que se aceleren los procesos de recuperación muscular, algo muy importante si queremos que nuestros músculos respondan a la hora de entrenar y se desarrollen correctamente.

Con esta serie de efectos que la glutamina tiene sobre el organismo lo que evitamos es el catabolismo muscular, frecuente en personas que someten a los músculos a una presión constante. Precisamente por esto la glutamina tiene que estar presente en nuestra dieta fundamentalmente en alimentos, pero si con ellos no es suficiente la podemos obtener a través de complementos.

Podemos encontrar glutamina en las proteínas que ingerimos de origen animal, y también en complementos que podemos conseguir en tiendas especializadas en nutrición deportiva. Se presentan en polvo o en cápsulas que tenemos que ingerir a diario.

Imagen | Flirck

En Vitonica | ¿Qué es la L-Glutamina?
En Vitonica | ¿Son los aminoácidos ramificados un buen complemento para los deportistas?
En Vitonica | Suplementación adecuada a tu actividad física

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario