Compartir
Publicidad

Recuperarnos antes de los entrenamientos. Principales puntos a seguir

Recuperarnos antes de los entrenamientos. Principales puntos a seguir
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los entrenamientos suponen un momento de trabajo muscular que requiere un desempeño energético por parte del organismo. Este consumo energético es lo que hace que aparezca el cansancio en nosotros y una pérdida mineral a través del sudor, además de cierto estrés fibrilar en los músculos. Por ello en este post queremos detenernos en lo que está bien que hagamos después de entrenar para conseguir recuperarnos antes y mantener los músculos en mejores condiciones.

Entrenar es importante a la hora de conseguir un aumento del volumen muscular. Pero existen algunos puntos igual de importantes como la recuperación después del entrenamiento y el descanso para seguir evolucionando y creciendo. De hecho la recuperación es uno de los procesos más importantes que no podemos pasar por alto. Es muy necesario que todo lo tengamos en cuenta y sigamos estas indicaciones después de cada entrenamiento.

Los estiramientos, el principio de la recuperación

En primer lugar debemos reservar tiempo a algo que ya deberíamos estar haciendo, como es estirar la parte trabajada. Los estiramientos son importantes y necesarios porque cuando entrenamos los músculos se contraen y es necesario que los relajemos. Una buena forma de hacerlo es mediante la descentración mediante los estiramientos, ya que aunque no lo parezca, conseguiremos relajar las fibras. Al estirar no solo eliminamos la tensión de los músculos, sino que además activamos la circulación en la zona para así aumentar el aporte nutricional y acelerar el proceso de recuperación.

Hidratarnos bien para recuperarnos

Cuidar la hidratación después del ejercicio es otro punto que debemos tener muy presente. No hay que olvidar que en mayor o en menos medida, cuando entrenamos eliminamos líquidos del organismo a través del sudor. La recuperación de electrolitos y líquidos para estar bien hidratados es esencial y por ello debemos consumir líquidos o bebidas isotónicas. Al hidratar los músculos la recuperación será mucho más rápida, y si les dotamos de los minerales que necesitan mejor que mejor.

Alimentar a los músculos con la ingesta de proteínas

Dotar a los músculos de los alimentos que necesitan para crecer es fundamental. En primer lugar debemos dotarles de su principal alimento, las proteínas. Es necesario que estén presentes habitualmente en nuestra dieta, pero después de entrenar podemos acelerar el proceso mediante el apoyo con un batido de proteínas que nos ayude a obtener lo necesario para empezar a crecer y hacer así que se recuperen las fibras.

Recargar pilas con los hidratos

Lo mismo sucede con los hidratos de carbono. Como ya sabemos, son la principal fuente de energía del organismo. Por ello una vez realizado el ejercicio las reservas de glucosa del organismo han bajado. Por ello es necesario recargar pilar, y los hidratos de carbono es la mejor manera de hacerlo. Además, en su justa medida son necesarios. Sobre todo hay que tenerles presentes en épocas de crecimiento muscular.

Es importante que tengamos esto muy presente después de entrenar. Son pasos que es mejor seguir para así lograr el objetivo deseado con los entrenamientos. Además, facilitar la recuperación muscular nos ayudará a rendir más en los siguientes entrenamientos.

Imagen | JJ Vico Bretones

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos