Compartir
Publicidad

Algunos trucos caseros para evitar el dolor de garganta

Algunos trucos caseros para evitar el dolor de garganta
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Parecía mentira pero el frío nos ha pillado por sorpresa, y para muchos ha supuesto un golpe a las defensas y sobre todo la llegada de los temidos resfriados y los dolores de garganta. Es cierto que muchas veces no reviste más problema este malestar, pero en otros casos es muy desagradable su dolor en la garganta. Por ello en este post queremos dar algunos consejos para mitigar los efectos del dolor de garganta de forma casera.

Echar mano de lo que tenemos en casa o de sencillas prácticas que nos ayudarán a estar mejor es muy buena idea cuando se trata de un resfriado. Por ello en este post vamos a hacer un repaso por algunos consejos que seguro ya nos sabemos, pero que de vez en cuando es bueno recordar, pues nos pueden ayudar a mejorar nuestro estado en estos momentos.

Hacer gárgaras

En primer lugar nos vamos a detener en un clásico, hacer gárgaras nos ayudará a disminuir el malestar de la garganta. Lo ideal es hacerlas con agua tibia y sal. Disolviendo media cucharada de sal en un vaso de agua conseguiremos disminuir la inflamación de las membranas inflamadas por la irritación. Lo ideal es realizarlas dos veces al día, pues pasarnos puede ser contraproducente ya que la sal puede resecar en exceso la garganta.

Mantener la garganta húmeda

Mantener la garganta húmeda es fundamental para evitar la irritación. Por ello es recomendable la constante ingesta de líquidos, ya que mantener húmedas las mucosas de la garganta nos ayudará a eliminar la sensación de dolor y conseguir una mejor lubricación. Echar mano de caramelos antisépticos o de miel nos ayudará a conseguir mantener la garganta húmeda y bien lubricada, logrando el mismo efecto de la ingesta de líquidos.

Recurrir a la miel

La miel es otro aliado en las infecciones de garganta, y por ello es muy recomendable su ingesta cuando nos duele o la tenemos irritada. Los motivos por los que debemos echar mano de este alimento es porque tiene una serie de sustancias que ayudan a eliminar bacterias y nos ayudan a mejorar el estado de la garganta. Pero esta cualidad antiséptica se une a que es un perfecto antiinflamatorio, además que nos ayudará a lubricar perfectamente la garganta de la manera más natural y sana posible.

Calor en la garganta

Tomar una ducha caliente o un baño de vapor serán de gran ayuda a la hora de mitigar el dolor, ya que el vapor humedecerá la garganta y nos ayudará a conseguir una perfecta lubricación de la misma, al igual que nos ayudará sobremanera colocarnos paños o gasas calientes en la garganta, pues el calor localizado en la zona fomentará el riego sanguíneo y por lo tanto mejorará la recuperación de esta parte, así como nos disminuirá el malestar.

Imagen | Ane Zuazubiskar Iñarra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos