Cigarrillo electrónico ¿tan bueno como dicen?

Sigue a

fumar1.jpg

A causa de la ley emitida por el gobierno para no fumar en ningún lugar público, han aparecido en el mercado productos que intentan suplir de manera sana la falta de un cigarrillo. Un ejemplo claro de esto es el cigarrillo electrónico, el producto estrella en farmacias y tiendas especializadas. Este cigarrillo nos lo venden como un producto saludable que suplirá al cigarrillo convencional sin hacer daño a nuestra salud, y pudiendo utilizarlo en cualquier lugar.

Este cigarrillo se supone que hace las veces de un cigarro normal, solo que no libera sustancias nocivas y por lo tanto no daña nuestra salud, pues simplemente lo que aspiramos es vapor de agua. Esta es la teoría, pero muchos estudios y voces médicas aseguran que no es tan sencillo como parece, ya que pasado un tiempo el uso prolongado y continuado de este tipo de cigarrillos puede liberar sustancias nocivas. Sea como sea, en Vitónica queremos reparar en este invento que está siendo un best seller en estos días.

El cigarrillo electrónico es un dispositivo que funciona con cartuchos que liberan nicotina pero no nos trasmiten las sustancias que llegan a través del humo del cigarro. En su lugar liberan vapor de agua que da la sensación de estar fumando un cigarro de manera tradicional. Los cartuchos de nicotina se pueden utilizar o no, dependiendo de lo que queramos conseguir con este tratamiento, ya que se supone que puede ser el paso para dejar definitivamente de fumar. El aroma que libera no es malo ya que no se está quemando nada, por lo que las toxinas que se supone libera en el organismo el cigarrillo tradicional son inexistentes.

En teoría este es el funcionamiento del cigarrillo electrónico, pero ya han surgido muchas voces en contra de este invento. Nosotros no vamos a ser una de ellas, sino que simplemente seremos un reflejo de lo que es y de lo que está representando. Hasta el momento no existen estudios que demuestren la eficacia de este invento, y muy pocos son los que se han pronunciado al respecto. Lo que sí existe son algunas aproximaciones y análisis que demuestran que con el paso del tiempo el vapor que libera el cigarrillo electrónico deja de ser tan inocuo y comienza a liberar sustancias tóxicas que afectan a la larga a nuestro sistema respiratorio. Es cierto que en menor medida que el tabaco normal.

Otro punto controvertido de este invento para acabar con el tabaquismo es la dependencia que genera, y es que la persona que quiere dejar de fumar no lo hace del todo, pues sigue manteniendo la costumbre de dar nicotina a su cuerpo y de sujetar el cigarrillo y exhalar humo. Por todo esto se trata de un invento controvertido mal visto por unos y alabado por otros. Nosotros queremos que vosotros deis vuestra opinión al respecto para entre todos llegar a una conclusión.

Imagen | ozana takano

En Vitonica | Cigarrillo electrónico: un dispositivo polémico
En Vitonica | Dejar de fumar: después del “día D”
En Vitonica | Remedios naturales para dejar de fumar

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios