Sigue a

pil

El dolor es un enemigo de nuestra salud y bienestar, por ello nuestra función cuando lo sentimos es aliviarlo. Para ello la medicina ha evolucionado enormemente lanzando al mercado diferentes productos encaminados a solucionar el dolor. El ibuprofeno es uno de éstos, ya que es un antiinflamatorio formulado para acabar con el dolor que sufrimos como por ejemplo, dolores de cabeza, pre menstruales, de articulaciones, musculares… Es cierto que esta es su función, pero su uso se ha disparado. Por eso en esta ocasión nos vamos a detener en los efectos que este uso cotidiano del ibuprofeno pueden tener.

La Sociedad española de Farmacia ha sacado hace poco una serie de conclusiones al respecto, debido al creciente consumo de este medicamento, tanto que casi es una normalidad para muchas personas. Según se ha llegado a la conclusión en el Congreso de la Sociedad española de farmacia comunitaria, en nuestro país más de ocho millones de personas toman diariamente mucha más dosis de ibuprofeno que la recomendada para el consumo humano. Esto tendrá a la larga una serie de consecuencias que en Vitónica queremos tener en cuenta.

Uso y presentación

El Ibuprofeno lo podemos encontrar de diferente dosis en la farmacia. La más habitual y utilizada es la de seiscientos miligramos que se suele consumir tres veces al día. Esta cantidad supera con creces la cantidad recomendada que sería de cuatrocientos miligramos tres veces al día, según aseguran varios farmacéuticos al respecto. El efecto de ambas dosis a la hora de mitigar el dolor es similar, mientras que los efectos secundarios en el organismo no tendrán nada que ver. Por ello es importante controlar la dosis y no utilizarlo como algo que podemos tomar sin ningún problema.

Daños en el corazón

El uso habitual y crónico de este medicamento no es nada recomendado para las personas que tienen problemas circulatorios, ya que puede acabar causando enfermedades cardiacas y ser muy perjudicial para el corazón. Como sucede con muchos antiinflamatorios, el ibuprofeno puede tener un efecto directo con un infarto cardiaco. Es cierto que por su uso esporádico no nos sucederá nada, pero su abuso constante será muy nefasto para nuestra circulación, afectando hasta extremos elevados la salud del corazón.

Daños aparato digestivo

El aparato digestivo también es otra de las partes del cuerpo que puede verse afectado por el abuso del Ibuprofeno. Entre los problemas que puede desencadenar destacaremos la irritación de estómago e intestinos, así como la creación de úlceras, pequeñas hemorragias… Ni que decir tiene que es totalmente desaconsejado para personas que ya padecen úlceras o cualquier otro trastorno digestivo como intestino irritable, cualquier enfermedad rectal. Otro tipo de fármacos como el paracetamol o la codeína serán menos dañinos para el estómago y el efecto que nos proporcionarán será igual de beneficioso.

Además de estos efectos importante, el consumo habitual de Ibuprofeno tiene una serie de consecuencias como estreñimiento o diarrea. Los vómitos y la distensión abdominal pueden ser otros de los efectos que cause en nuestro organismo. Las alteraciones nerviosas en muchos casos suelen ser otro de los efectos, así como zumbido en los oídos que puede acabar por producir episodios de sordera o agravar casos de pérdida de audición. Por ello es mejor recurrir a otro tipo de medicamentos a la hora de controlar el dolor, aunque siempre es importante no auto medicarnos, sino acudir al médico que será quien sabrá qué es lo más aconsejable para nuestra salud.

Vía | Consumer
Imagen | @Doug88888

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

21 comentarios