Sigue a

mus.jpg

Si revisamos un poco la bibliografía científica podremos encontrar muchos estudios relacionados con la esfera musical, la mayoría de ellos con conclusiones totalmente positivas. Por ejemplo, que está relacionada con una buena salud cardiovascular, mejora de las habilidades lingüisticas y cognitivas y el alivio del dolor crónico.

Nuevas investigaciones aportan aún más beneficios a esta disciplina y afirman que puede ser una valiosa herramienta para diferentes aspectos de la salud. Y es que siempre que escuchamos música se libera una sustancia en el cerebro, en concreto un nuerotransmisor denominado dopamina, que es responsable de producir bienestar en nosotros.

En concreto, en un estudio llevado a cabo en la Universidad de McGill en Canadá se ha podido ver que los niveles de dopamina son hasta un 9% mayores cuando escuchamos algo que nos agrada, dato significativo ya que esta sustancia influye en nuestro comportamiento y cognición, motivación y recompensa, actividad motriz, sueño, atención y aprendizaje además de estar relacionada con el humor y el bienestar.

Este estudio corrobora otros ya realizados, como uno que se llevó a cabo en la Universidad de Maryland donde se demostró que en los sujetos que escuchaban música que les complacía sus venas y arterias se dilataban un 26%, hecho que contribuía a una mejor salud cardiovascular. En otras ocasiones también se ha podido demostrar que ayuda a aumentar el rendimiento atlético hasta un 15%.

Los expertos recalcan que la clave no está en el tipo de música, sino en el ritmo, el volumen y que sea agradable para la persona. Es más, al igual que ocurren beneficios positivos con aquella música que nos agrada, se produce lo contraria con aquella que nos desagrada, afectando a nuestro humor y vasocontricción de los vasos sanguíneos.

Imagen | Hygiene Matters

En Vitónica | Música que alegra el corazón

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios