Compartir
Publicidad
Publicidad

Música que alegra el corazón

Música que alegra el corazón
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La música es uno de los recursos más estimulantes en nuestra vida, no sólo para hacer ejercicio, sino para dormir, para llorar, o bien, para disfrutar. Así como la música puede influir en nuestro rendimiento deportivo, también impacta de manera beneficiosa en la salud del corazón.

Según un reciente estudio, las emociones que pueden originarse ante un ritmo musical alegre genera un sentimiento de bienestar que influye en el endotelio, tejido que recubre los vasos sanguíneos, permitiendo un mayor flujo sanguíneo.

Es decir, los ritmos más alentadores, favorecen la circulación sanguínea y por ello, son estimulantes anímicamente. Por el contrario, las melodías musicales que incrementan la ansiedad reducen el calibre de venas y arterias, entorpeciendo el flujo sanguíneo y pudiendo tener un posible efecto dañino.

Ya se ha demostrado con anterioridad el efecto sobre la circulación sanguínea de sencillas acciones cotidianas que se asocian a las emociones. Por ejemplo, reírse favorece la salud cardiovascular y ahora se sabe que, escuchar música alegre puede lograr el mismo efecto por su impacto en los sentimientos.

Los evaluados escogieron una canción a su entender alegre y otra que les generaba ansiedad. Tras las pruebas realizadas se observó que la música calificada como alegre dilató los vasos sanguíneos en un 26%, mientras que aquellos ritmos que provocaron ansiedad disminuyeron el flujo sanguíneo en un 6%.

Las diferencias son notorias y si bien una misma canción puede provocar sensaciones diferentes en distintas personas, nosotros sabemos bien cuál es el ritmo que más nos agrada y nos estimula emocionalmente.

Tal vez, la música alegre contribuye a la ejercitación física e incrementa el rendimiento por la sencilla razón que mejora la oxigenación de los tejidos al facilitar la circulación de la sangre. Asimismo, por las razones antes dichas, protege al corazón y lo alegra considerablemente.

Por lo tanto, no podemos perder más tiempo y ya es momento de regalarle al corazón nuestra música preferida, para movernos, levantar el ánimo y beneficiar la salud.

Vía | El mundo En Vitónica | Saber elegir la música en el gimnasio En Vitónica | Musicoterapia para recuperarse de un ACV Imagen | Getty Image De James Woodson

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos