Sencillos pasos para evitar las ampollas enlos pies

Sigue a

correr-2.jpg

Algo que está a la orden del día en los corredores son las ampollas que se producen en los pies. Muchas pueden ser las causas que las provocan, pero es importante que sepamos como evitarlas para que no nos amarguen la carrera y nos impidan seguir adelante con la actividad.
 
Un calzado en mal estado, inadecuado y no apto para el momento en el que estamos llevando a cabo la actividad es una de las causas de las ampollas. Como hemos comentado en infinidad de ocasiones, saber elegir un buen calzado es fundamental para el buen desarrollo de la actividad, y  es que no es lo mismo correr por medio del campo que por carretera, o correr en verano o en invierno. Por ello antes de nada tenemos que plantearnos el tipo de carrera que vamos a hacer y adquirir el calzado de acuerdo con esas características.
 
Normalmente las ampollas en los pies se producen en zonas en las que el calzado nos roza y en las que sometemos al pie a un proceso de fricción. En muchos casos, a pesar de elegir correctamente el modelo de zapatillas, el pie se encuentra en una situación diferente a la habitual, hinchado, con líquidos… o la zapatilla es demasiado dura al estar nueva. Estas situaciones son las que acaban generando roces en el pie que derivan en ampollas que nos impiden correr de forma adecuada.
 
Para lograr que la zapatilla se acomode a nuestro pie podemos utilizarlas una semana antes de salir con ellas a correr para que se adapten a nuestro pie y su pisada. Otra solución puede ser impregnarlas en crema hidratante que ayudará a hacer el cuero más flexible y lograr así una mejor movilidad de los pies y una mayor adaptabilidad de las zapatillas que deben quedar como anillo al dedo en nuestros pies.
 
Otro punto a tener en cuenta son los calcetines, que deben adaptarse también a la perfección al pie. Es importante que el tejido sea natural y permita la transpiración, ya que el exceso de calor en los pies es también la causa de la aparición de ampollas. Además, a la hora de colocarlo antes de salir a correr es importante que se ajuste al pie y sus contornos, evitando que se creen arrugas que pueden ser el desencadenante de una ampolla al representar un punto de fricción del pie.
 
Para evitar las ampollas también es importante mantener una correcta hidratación de los pies. Un pie en perfectas condiciones apenas experimentará rozaduras, aunque existen una serie de trucos para evitar la fricción de los pies con las zapatillas o cualquier otro de los componentes que utiliza el corredor, se trata de poner vaselina en las partes en las que el roce es mayor, como puede ser la zona de los talones, los dedos, el tobillo… Es importante que de esta manera protejamos los pies y evitemos la aparición de las temidas ampollas.
 
Un consejo importante es evitar reventar las ampollas en el caso de tenerlas, ya que corremos el riesgo de que se infecten y el problema vaya a más en vez de solucionarse. Las infecciones en los pies no son nada buenas por la dificultad que tienen de curarse, por ello debemos mantener una correcta higiene y utilizar la protección adecuada para evitar que las ampollas duelan y se revienten.

Vía | SportLIfe
Imagen | iwanbeijes

En Vitonica | Calcetines… con dedos
En Vitonica | Prueba tus botas antes de hacer una ruta de senderismo
En Vitonica | ¿Qué talla de zapatillas elegir?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario