¡Ya hace calor!, es momento de incremetar la ingesta de líquidos

Sigue a

beber-agua.jpg

Con la llegada del calor el cuerpo comienza a experimentar una mayor transpiración, y es que la actividad deportiva, y la cotidiana se vuelven una manera de sudar mucho más de lo que estábamos acostumbrados en invierno, cuando el frío pega y apenas emitimos sudor. Por ello la necesidad de líquidos por parte del organismo es mucho mayor. En Vitónica queremos alertar de la importancia de comenzar a aumentar la ingesta de líquidos para mantenernos hidratados a la perfección y no correr ningún tipo de riesgo en lo que a buena salud se refiere.

Las sales minerales son algo necesario para el correcto funcionamiento del nuestro organismo. Al sudar en exceso solemos perder gran parte de éstas que debemos recuperar a través de los alimentos y los líquidos. Por ello es importante mantener una constante hidratación, y así lograr unos niveles adecuados de electrolitos. En el caso de los deportistas esto se agudiza todavía más, y es que el calor y la actividad física son una mezcla peligrosa a la hora de perder líquidos. Por ello ya ha llegado el momento de aumentar la cantidad de líquidos que consumimos de manera diaria.

Habitualmente el aporte diario de líquido está en torno a dos litros, ya que esto se considera que es lo indicado para mantener unos correctos niveles de hidratación, pero con la llegada del calor debemos incrementar esta ingesta y aumentarla a tres e incluso cuatro litros si practicamos deporte. Por ello es necesario que tengamos siempre a mano una botella de agua con al que reponer líquidos, sobre todo cuando hacemos deporte, y es que los músculos requerirán grandes dosis de minerales e hidratación para estar flexibles y aguantar así la actividad.

Siempre, a la hora de hablar de ingesta de líquidos solemos reparar simplemente en el acto mismo de beber, algo que no es lo único, y es que debeos tener claro que es cierto que beber es una buena manera de reponer líquidos, pero la ingesta de alimentos es otra que no podemos pasar por alto, y que también se computa dentro de esos aportes que indicamos por jornada. En concreto la fruta es un alimento que no debemos pasar por alto en esta época del año en la que el calor comienza a apretar, y es que es necesario que nos decantemos por variedades que nos aportan además de sabor, vitaminas y minerales, grandes dosis de líquidos para mantener una buena hidratación corporal.

Es necesario que ya comencemos a tener presente la necesidad de incrementar la ingesta de líquidos, y es que es importante cambiar el chip y adaptar nuestra alimentación a los requerimientos del clima, que es en cierto modo el que marca nuestro estado de ánimo y físico, pues el cuerpo es un medio de adaptación, y en este caso debe amoldarse a las exigencias climatológicas para así superarlas con éxito. Una cosa a tener en cuenta es que nunca debemos pasar sed, pues este es un síntoma de deshidratación. Debemos ser precavidos y reponer líquidos con asiduidad.

Imagen | napolienne

En Vitonica | En invierno: ¿peligro de deshidratación?
En Vitonica | Mucho calor en los gimnasios, peligro de deshidratación
En Vitonica | Situaciones con peligro de deshidratación

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario