Ácido lipoico, un nutriente con muchos beneficios

Sigue a

higado.jpg

Las vitaminas son nutrientes esenciales para conseguir mantener una buena salud del organismo. A pesar de todo existen otras sustancias cuyos efectos son similares a los de las vitaminas. Es el caso del ácido lipoico, que durante años se consideraba vitamina B. A pesar de esto hoy se sabe que es un tipo de ácido que tiene muchos beneficios para nuestro organismo. Por ello en esta ocasión queremos hacer un repaso por los mismos.

Antes de nada debemos tener claro donde encontrar este tipo de ácido, y es que está presente en alimentos de origen animal como las vísceras, sobre todo hay que destacar su alta concentración en el hígado de vaca y en el de buey. En alimentos de origen vegetal también se encuentra, concretamente en las verduras de hoja verde, como las espinacas. También está en otros alimentos como las coles, la levadura de cerveza o los cereales integrales. A pesar de todo debemos saber que el ácido lipoico no es un nutriente esencial, ya que el organismo lo puede producir por sí mismo, aunque es mejor nutrirlo de él para que no tengamos déficit del mismo.

Uno de los principales efectos que tiene este ácido en nuestro organismo es su acción como antioxidante. Actúa directamente bloqueando la acción de los radicales libres, además de que activa algunos antioxidantes como la vitamina C o E, mejorando así la acción de los mismos en el organismo. Junto a esto hay que destacar que es un perfecto complemento para los deportistas, ya que tiene un papel importante en el aprovechamiento de las proteínas y de la glucosa acumulada en los músculos. Será una buena ayuda para obtener mejores resultados.

Precisamente esta cualidad de aprovechar mejor la glucosa lo que hace es ayudarnos a bajar de peso, ya que el ácido lipoico nos ayudará a quemar mucho mejor el azúcar en sangre, y evitar así su acumulación en el organismo en forma de grasa. El hígado es otra de las partes del cuerpo que se verá favorecida con este ácido, ya que mejora y agiliza la actividad de este, fomentando así su regeneración, y con ello el fortalecimiento y la recuperación del mismo, evitando así su destrucción y deterioro.

El sistema nervioso también se verá beneficiado por la ingesta de este ácido, ya que tiene una función neuroprotectora que nos ayudará a evitar la pérdida de células cerebrales, consiguiendo así prevenir enfermedades como la demencia o el alzhéimer. Además, hay que tener en cuenta que es un buen aliado a la hora de prevenir la aparición de enfermedades cardiacas, ya que ayuda a proteger y mejorar el estado de estos órganos.

Es importante que echemos mano de los alimentos que lo contienen para mejorar así poco a poco nuestra salud y prevenir la aparición de algunos trastornos que pondrán en peligro nuestro organismo poco a poco.

Imagen | jlastras

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios