Algunos consejos generales para regresar a un puesto de trabajo saludable

Síguenos

oficina.jpg

Casi todo el mundo ha regresado de nuevo a su rutina habitual y por consiguiente a sus puestos de trabajo. Esta vuelta a las costumbres es lo que hace que volvamos a adquirir nuestros hábitos de vida. Uno de ellos es regresar a la oficina y a todo lo que ello conlleva. Por ello en Vitónica queremos hacer algunas recomendaciones para que el retorno al puesto de trabajo sea lo mejor posible para el organismo. Simplemente con pequeños gestos conseguiremos hacer de nuestro trabajo un sitio más sano.

En primer lugar es importante que el puesto de trabajo guarde algunos puntos en lo referente a ergonomía, ya que es esencial que sea un lugar usable y a la vez cómodo, que no dañe nuestro cuerpo. Por ello es necesario que la pantalla del ordenador esté a la altura de la vista para evitar doblar demasiado el cuello y hacernos daño. El teclado y el ratón deben estar cerca de nuestras manos, si tenemos que estirar los brazos para manipularlos nos estaremos forzando y podemos llegar a hacernos daño en la espalda o en los hombros.

La colocación de la silla es otro punto importante, ya que no podemos ponerla tan alta que los pies queden colgando, al igual que es importante que regulemos su altura para que los brazos queden relajados sobre la mesa y no encogidos de modo que la tensión se traslade a los hombros. Si al colocar la silla para que los brazos se queden sueltos la tenemos que elevar mucho, lo que haremos para no quedar con los pies colgando es poner un apoya pies en el suelo.

La iluminación del puesto de trabajo es esencial, ya que nunca debe ser luz directa sobre nuestro ordenador o sobre los papeles que estamos manipulando. La iluminación debe ser clara, pero indirecta, al igual que la luz del ordenador, que nunca debemos dar demasiada luminosidad a la pantalla, pues someteremos a nuestros ojos a un cansancio mayor que de costumbre, algo que a la larga nos pasará factura, pues la vista se resentirá a causa de las condiciones a las que sometemos nuestros ojos.

A la hora de aclimatar nuestra oficina no solo debemos pensar en la postura que vamos a adoptar, sino que también hay que tener en cuenta que no es bueno permanecer tantas horas sentados, por lo que es recomendable levantarnos de nuestro sitio por lo menos una vez cada hora. Para lograrlo podemos acercarnos al sitio de los compañeros en vez de llamarles por teléfono. Ir al baño más a menudo para así estirar las piernas. Es importante que seamos conscientes de que pasamos muchas horas en el trabajo, y que por ello debemos cuidar nuestro cuerpo para evitar otra serie de males derivados.

Imagen | mkosut

En Vitonica | Potenciar los hábitos saludables desde las empresas
En Vitonica | Los efectos sobre la salud del exceso de tecnología
En Vitonica | Consejos para lograr un trabajo saludable

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario