La postura adecuada para un perfecto descanso

Sigue a

dormir.jpg

La forma en la que dormimos determina mucho nuestro descanso, y es que es muy importante saber adoptar la postura correcta para gozar de un descanso máximo, pues de ello dependerá nuestro estado de ánimo al día siguiente.

Siempre se ha dicho que cada persona tiene una manera de dormir, pero lo que sí es cierto que de todas las posturas no se descansa igual, pues debemos adaptar nuestra postura y elementos como la almohada o el colchón para mantener la columna recta de forma que la respiración sea la adecuada y evitemos una mala oxigenación del cuerpo, que a la larga nos impedirá llevar a cabo un buen descanso. Para ello vamos a ver algunos consejos para dormir bien en cualquier postura.

Si somos de los que nos gusta dormir boca arriba tenemos que prestar especial atención a la almohada. No podemos utilizarla muy mullida o demasiado alta, ya que lo que hay que intentar es mantener la columna lo más recta posible. Es mejor que durmamos con la cabeza ligeramente inclinada hacia atrás para facilitar la respiración y evitar que las entradas de aire se colapsen. Utilizar una almohada baja nos ayudará a evitar dolores cervicales. Además las piernas las debemos colocar estiradas y con un pequeño cojín en las corvas para mantener las rodillas descansadas.

Si por el contrario optamos por dormir de lado debemos tener en cuenta varias cosas. Para comenzar la almohada debe ser más gruesa, ya que debe rellenar el hueco que queda entre el cuello y el hombro, de forma que la columna quede siempre recata y no la doblemos a la altura del cuello. Dormir mal puede producirnos contracturas cervicales y dolores varios. La forma de colocarse es adoptando la posición fetal en la que las rodillas las acercamos al pecho. Es una buena manera de descanso para la espalda. Además, es la postura que nos permitirá mantener una mejor respiración, ya que es difícil que se obstruyan las vías respiratorias.

Las personas que opten por dormir boca abajo deben saber que es la postura menos recomendada, ya que adoptamos una pose forzada, pues debemos poner la cabeza de lado para respirar, lo que nos lleva a doblar el cuello. Para mejorar la postura debemos quitar la almohada y dormir sin ella, aunque es difícil que descansemos, pues nos despertamos a menudo a causa de que se nos duermen los brazos y demás partes del cuerpo como consecuencia de la pose forzada. Una manera de evitar que se nos duerma el cuerpo es colocarnos ligeramente inclinados sobre un costado, no boca abajo del todo.

Es importante que adoptemos nuestra postura, pero lo ideal es variar para contrarrestar. Simplemente tenemos que tener en cuenta lo importante que es mantener la columna recta y facilitar la respiración al máximo para conseguir un descanso correcto.

Imagen | SXC

En Vitonica | Pequeños trucos para dormir mejor
En Vitonica | Dormir bien para mejorar el rendimiento deportivo
En Vitonica | Puntos que tenemos que tener en cuenta para conseguir un descanso óptimo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios