Compartir
Publicidad

Puntos que tenemos que tener en cuenta para conseguir un descanso óptimo

Puntos que tenemos que tener en cuenta para conseguir un descanso óptimo
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El descanso es fundamental para reponernos del esfuerzo diario y conseguir un mayor crecimiento muscular… Pero no siempre lo realizamos de la forma adecuada, y es que dormir de una manera u otra influye mucho a la hora de conseguir un descanso óptimo.

Muchas son las variables que intervienen en un descanso adecuado, y en la mayoría de los casos ninguno de nosotros las controlamos del todo, y es que mantener una postura adecuada y un lugar adecuado para el descanso es primordial. Desde Vitónica vamos a ver algunos de los puntos más importantes que intervienen en nuestro descanso y que debemos tener en cuenta.

Antes de nada debemos reparar en el lugar que utilizamos para dormir, y es que el colchón es una de las piezas claves para el descanso. Éste debe ser recto y firme, eso sí, no demasiado duro, ya que se tiene que adaptar a los contornos de nuestro cuerpo. El colchón, como todos los objetos, tiene un desgaste, y su vida no puede alargarse más de los 10 años, ya que en vez de proporcionarnos descanso lo que nos puede dar es dolor de espalda.

Pero no solamente el colchón es importante, sino que también lo es la almohada que utilicemos, ya que ésta tiene que mantener nuestra columna recta, por lo que no debe ser demasiado mullida ni demasiado baja, pues con ambos extremos conseguimos que nuestra columna se mantenga doblada produciéndonos dolores que pueden desembocar el lesiones. La almohada ideal es la que se ajusta perfectamente a nuestro contorno y no fuerza nuestra columna.

La postura que adoptamos cuando vamos a dormir es igual de importante, y es que no descansamos igual si nos colocamos de una forma u otra. La mejor postura para el descanso es boca arriba, si mantenemos la espalda totalmente apoyada en el colchón esta descansará más, se mantiene recta y no presionamos ninguna parte de nuestro cuerpo. Si dormimos de esta manera debemos tener cuidado con el cuello, ya que una almohada muy alta pude hacernos daño.

La peor postura para nuestra espalda es boca abajo, pues cuando adoptamos esta postura modificamos la curvatura de la espalda. Es una posición que no nos va a facilitar un buen descanso, y sí un gran dolor de espalda. Dormir de lado es otra opción, y es que en esta postura la columna se mantiene recta, aunque la parte sobre la que nos recostamos suele aplastarse. Por esto es aconsejable cambiar de postura frecuentemente.

Es importante que controlemos estas variables a la hora de irnos a la cama, y es que nuestro estado físico depende mucho de cómo descansemos. No debemos olvidar que pasamos una media de 7 horas diarias en la cama, y por lo tanto tenemos que buscar la máxima comodidad.

En Vitonica | El perfecto descanso después del entrenamiento
En Vitonica | Entrena durmiendo
En Vitonica | Cuidados de la espalda

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio