Compartir
Publicidad
Llevo un mes analizando mi sueño y esto es lo que he aprendido
Wellness

Llevo un mes analizando mi sueño y esto es lo que he aprendido

Publicidad
Publicidad

El descanso, junto con la alimentación y la actividad física, es uno de los pilares fundamentales de la salud. No solemos prestarle mucha atención, pero un buen descanso es fundamental para la salud y para afrontar bien el día a día.

Ahora que tenemos tanta tecnología, es posible analizar nuestros patrones de sueño y ver cómo mejorarlos para dormir mejor. Yo llevo un mes analizando mi sueño con una aplicación móvil y he podido sacar varias conclusiones para mejorar mi descanso. Os explico a continuación con detalle:

Sleep Cycle, la app que he utilizado para analizar mi sueño

Hay varias aplicaciones, pero una de las más populares es Sleep Cycle, disponible para iOS y Android. Tiene dos formas de analizar el sueño:

  1. Con acelerómetro: ponemos el móvil en una esquina de la cama y detecta los movimientos que realizamos durante la noche.
  2. Con el micrófono: detecta los sonidos y, por tanto, estima si estamos durmiendo o nos hemos despertado. Es la opción que aconseja la aplicación y la que yo he utilizado.
Hay muchas aplicaciones móviles que nos permiten analizar nuestro sueño. Una de las más populares es Sleep Cycle.

El objetivo de la aplicación es medir nuestros ciclos de sueño: sueño profundo, sueño ligero y despierto. Y, en función de esos ciclos, ajustar la alarma para despertarnos en el mejor momento posible (alarma inteligente), que suele ser en la fase más ligera del sueño.

La aplicación no tiene mucha complicación y en todo momento guía paso a paso cómo utilizarla. Yo he usado la versión premium, que permite hacer un análisis más a largo plazo de los patrones de sueño y la influencia de ciertos factores como hacer deporte, comer tarde, realizar siesta o no...

Acostarme pronto es una de las claves

Sin duda, acostarme antes es una de las claves que ha mejorado mi descanso. Y todos podemos pensar que es algo lógico, pero no te das cuenta de ello hasta que compruebas los datos. Al acostarme antes, no solo duermo más, sino que la calidad del sueño es mejor y eso día tras día se nota.

Dormir bien

Y no hablo de acostarme dos horas antes, sino de intentar estar en la cama antes de las 00:00 horas y sin móvil o distracción alguna. Los días que más calidad de sueño he tenido y mejores sensaciones al levantarme han sido los que me fui a la cama sobre las 23:00.

Eso de la alarma inteligente, ¡funciona!

Una de las funciones de la aplicación como os he dicho antes es despertarnos en la fase de sueño ligera, para así no sentir esa sensación de cansancio y de no haber dormido que experimentamos cuando nos interrumpe la alarma en la fase de sueño profundo.

La alarma inteligente nos despierta en la fase de sueño ligero, haciendo el despertar menos traumático.

El intervalo de tiempo para despertarme con la alarma inteligente lo podía ajustar, pero yo lo dejé como viene por defecto en 30 minutos. Es decir, que hay días que tenía la alarma puesta a las 8, pero la aplicación me despertaba a las 7:40, pero me sentía muy descansado y sin esa sensación de "mala leche" por despertarme con mucho sueño.

Podemos pensar que ahí hemos perdido 20 minutos de sueño, pero para nada. Cuando miro las gráficas de sueño y veo que me he despertado justo en la fase de sueño ligera, coincide con buenas sensaciones en el depertar.

Hacer ejercicio me favorece mucho un descanso de calidad

Suelo salir a correr o a hacer un WOD de Crossfit sobre las 19:00-20:00, es decir, no muy cerca de la hora de acostarme, pero lo suficientemente cerca para que después de cenar sienta que me da sueño y tenga ganas de irme a la cama.

Dormir Ejercicio

Según la aplicación, hacer ejercicio mejora mi calidad de sueño un 10% y según mis sensaciones, se corresponde totalmente con lo que dice la aplicación. Esos días rara vez me despierto por la noche y duermo plácidamente.

Las siestas largas y el estrés del trabajo han lastrado mi descanso

Son los aspectos negativos que he descubierto de mi descanso. Los días que hago siestas muy largas, de más de una hora, luego me cuesta mucho dormir y no descanso bien. Des ese modo, he optado por no echarme siesta o, como mucho, echarme solo 15-20 minutos.

El estrés del trabajo también influye. Los días már cargados y estresantes de trabajo, aunque me haya acostado antes, no he dormido lo mismo de bien. No es lo mismo el estrés físico (deporte) que el psicológico (trabajo).

Análisis Sueño

No es oro todo lo que reluce cuando analizas tu sueño

Es verdad que las aplicaciones para analizar tu sueño pueden ayudarte a mejorar el descanso, pero no son milagrosas. Hay noches en las que veo que el análisis de sueño que me ha hecho la aplicación no se corresponde fielmente con las veces que me he despertado. Puede deberse a la sensibilidad del micrófono, pero hay días que la aplicación pone que me he despertado 4 veces cuando realmente lo he hecho una.

También hay gráficas que relacionan la calidad de sueño con las fases de la luna o la presión atmosférica y, al menos en mi caso, no le he visto mucha fidelidad a esos datos, suelen ser más fruto de la casualidad que de otra cosa.

Aunque con estas aplicaciones hay mucho análisis de datos y variables, debemos de ser objetivos y fijarnos realmente cuáles son importantes. Es muy importante guiarnos por las sensaciones al despertarnos y ver si realmente se identifica con lo que la app ha medido.

Sí, analizar mi sueño me ha servido para dormir más y mejor

Analizar mi sueño me ha servido para ser realmente consciente de cuántas horas duermo, a qué hora me voy a la cama y de las cosas que me influyen para mejorar mi descanso. Como pasa con el deporte, cuantificar el descanso te hace consciente de lo bien o mal que lo estás haciendo.

Me he dado cuenta de que para mí, dormir 7:30-8:00 horas es lo ideal y de que el día que me acuesto tarde, no descanso bien. Hacer ejercicio me hace dormir como un bebé y si ese día me echo una siesta larga, por la noche no duermo bien.

En el blog hermano de Applesfera también nos explican su experiencia de cómo usando el iPhone y el Apple Watch les ha ayudado a mejorar su descanso. Por tanto, si quieres mejorar tu descanso, una aplicación móvil puede ser de ayuda para analizar tu sueño y ver cómo mejorarlo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos