Compartir
Publicidad
Publicidad

Algunas curiosidades sobre la respiración al hacer deporte

Algunas curiosidades sobre la respiración al hacer deporte
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con la práctica deportiva se demandan cantidades superiores de oxígeno, ya que nuestro cuerpo necesita más aporte para poder llevar a cabo la actividad en sí. El oxígeno se consigue a través de una correcta respiración controlando los tiempos y el modo en el que lo debemos hacer. Pero muchas veces se nos escapan algunos puntos al respecto. Por este motivo en esta ocasión queremos ver algunos puntos sobre la respiración a la hora de hacer deporte.

Es cierto y por todos es sabido que mientras estamos haciendo deporte nuestros pulmones tienen un trabajo mayor, ya que como hemos visto antes, las demandas por parte del organismo aumentan. Por esto es necesario que sepamos que la capacidad torácica aumenta a causa de que los pulmones recibirán más cantidad de aire que de manera normal y con una rapidez mayor. Es por ello que es importante que tengamos en cuenta el diafragma, los intercostales y la pared abdominal, que entrarán en acción.

Aumento de la capacidad torácica

Para que nuestra capacidad torácica aumente y consigamos inspirar más cantidad de oxígeno es necesario que mantengamos durante todo el proceso respiratorio la pared abdominal contraída, ya que de este modo conseguiremos expandir más el diafragma y los intercostales para conseguir así una expansión de los pulmones y poder recibir más cantidad de oxígeno que necesitaremos para la realización del ejercicio que estamos llevando a cabo.

Respirar de manera correcta

La manera de obtener el aire es algo que debemos tener en cuenta a la hora de realizar ejercicio, ya que hay muchas dudas al respecto, pues muchas son las personas que no saben si se debe inspirar por la nariz y expirar por la boca. Nosotros vamos a dar unas indicaciones al respecto. Lo ideal en todos los casos es inspirar el aire por la nariz ya que de este modo lo filtraremos y conseguiremos que se caliente y esté a la temperatura del cuerpo.

A pesar de esto, inspirar por la nariz lo podremos hacer cuando la actividad es moderada, ya que cuando se vuelve de alta intensidad es necesario obtener una mayor cantidad de aire, por lo que echamos mano de la boca para conseguir mucho más aire de manera más rápida. Es importante que tengamos esto en cuenta para saber cómo reaccionar cuando se de la situación y no pensar que lo estamos haciendo de forma incorrecta.

Aumento de la capacidad pulmonar

Pero no solo debemos quedarnos con esto, sino que es necesario que sepamos el cambio que experimentan los pulmones al realizar de manera habitual ejercicio físico en el que la respiración juega un papel importante, ya que a medida que los usamos y trabajamos para recibir más cantidad de oxígeno, lo que estamos haciendo es aumentar la capacidad de los mismos, que crecerán poco a poco aumentando la capacidad de nuestro cuerpo para obtener oxígeno.

Al recibir más oxígeno lo que conseguiremos será un mejor respuesta por parte de nuestro organismo. Es lo que se conoce como resistencia que nos ayudará a soportar mejor el ejercicio que estamos llevando a cabo y con ello obtener mejores marcas y aumentar las ya conseguidas para sustituirlas por otras nuevas y más ambiciosas.

Imagen | Stuart Grout

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos