Compartir
Publicidad

Analizando el valor nutricional de una torrija

Analizando el valor nutricional de una torrija
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En estas fechas del año existen muchas tradiciones, y es que la Semana Santa es una festividad religiosa y como tal tiene una gran carga de costumbrismo. Es cierto que las tradiciones suelen resumirse o tratarse de los ritos que llevamos a cabo en estas fechas, pero también los alimentos y platos que se consumen en esta época son parte de la tradición. Nosotros en esta ocasión nos vamos a detener en las torrijas, un alimento lleno de tradición que representa uno de los postres típicos de estas fiestas. Concretamente vamos a ver los valores nutricionales que tienen.

Para la elaboración de las torrijas todo lo que se utiliza son ingredientes naturales cien por cien, es más, en su origen este plato estaba pensado para aprovechar el pan duro que se quedaba en la recámara. Es un postre sencillo tanto en su preparación como en su presentación, pero a pesar de todo, la mezcla de los diferentes ingredientes confiere a las torrijas un alto valor calórico que nosotros vamos a desgranar a continuación para saber exactamente lo que representa este alimento cuando hablamos de dieta y nutrición.

Ingredientes para la elaboración de las torrijas

Antes de nada vamos a desgranar los diferentes ingredientes que se utilizan en la elaboración de las torrijas. En primer lugar la materia prima de las mismas es el pan, que suele utilizarse duro para aprovechar el pan viejo. El siguiente ingrediente es la leche, que se suele utilizar entera con unas gotas de canela para darle más sabor. El pan se remoja en la leche y cuando está empapado se reboza en huevo batido y se fríen en aceite de oliva. Se les puede añadir azúcar o miel por encima para concluir y darles el toque dulce que todo postre que se precie posee.

Aporte energético

Después de ver la lista de ingredientes y la forma en que prepararemos las torrijas, hay que destacar su alto aporte calórico, ya que al usar ingredientes de por sí calóricos, y al freírlas aumentaremos este aporte de calorías. Concretamente una ración de unos doscientos cincuenta gramos contendrá una media de quinientas calorías, que variará mucho si utilizamos leche entera o desnatada o si usamos edulcorantes en vez de azúcares. A pesar de todo no se trata simplemente de calorías vacías sin más, sino que nos aportarán otra serie de nutrientes beneficiosos para el organismo.

Nutrientes que nos aportan las torrijas

Las proteínas son otro nutriente a tener en cuenta, ya que una ración media contiene una media de doce gramos, una cantidad nada desdeñable, pero es cierto que su contenido de hidratos de carbono es bastante más elevado, concretamente en torno a treinta y ocho gramos por ración, al igual que el aporte de grasa, que es más o menos el mismo que de hidratos. Eso sí, hay que tener presente que al estar elaboradas con aceite de oliva el contenido de ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados es mayor que el de saturados que tanto mal hacen a nuestro organismo. Un punto a tener en cuenta es su bajo aporte en fibra, pues simplemente nos aportará unos dos gramos por ración.

Entre los nutrientes que nos brinda también vamos a destacar los minerales que nos aportará, entre los que vamos a destacar el calcio, el sodio y el potasio, que nos brindará en cantidades más que interesantes, ayudando así al correcto funcionamiento del organismo. También hay que tener en cuenta las vitaminas que nos brindará entre las que destacaremos el ácido fólico, la niacina o la vitamina A entre otras. Por todo esto es necesario saber que las torrijas no solo son un dulce calórico, sino que además nos aportará algo al organismo. De todos modos es importante saber que no podemos abusar de este alimento por muy típico que sea de estas fechas.

Imagen | yolandamartosblanco

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio