Así puedes conseguir que un régimen de alimentación saludable te resulte más atractivo y apetecible
Alimentos

Así puedes conseguir que un régimen de alimentación saludable te resulte más atractivo y apetecible

Muchas personas suelen relacionar realizar un régimen alimenticio con algo aburrido, sin sabor y "sin gracia". Pero lo cierto es que no tiene por qué ser así. Al contrario, para que exista una buena adherencia y poder llegar a un objetivo concreto, el régimen tiene que ser atractivo y apetecible.

En este artículo os vamos a dar varias ideas para que no lo paséis mal a la hora de realizar una dieta.

Incluye varios colores en tus platos

Entendemos que puede resultar muy pesado comer arroz con pollo y de postre una manzana. Esto se debe a que nuestro hedonismo (placer) se activa mucho cuando a nivel visual un plato nos gusta. Al final, no es lo mismo tener que comernos un plato soso de arroz con pollo que una ensalada con varios tipos de verduras, incluir alguna fruta como la naranja y algo de proteína como legumbres, pollo, atún, etc.

Por otro lado, será más apetecible porque permite que haya un mayor contraste de sabores, siempre y cuando los ingredientes que incluyamos en el plato tengan sentido.

Por ello, a la hora de elaborar nuestros platos, hay que emplear varios ingredientes para que nos sea más atractivo y apetecible.

k,

Incluye condimentos y especias a la hora de cocinar

Potenciar el sabor de los alimentos es otra gran clave que para que el régimen que estemos haciendo sea más apetitoso. Es cierto que la sal ayuda a potenciarlo, pero un consumo excesivo de esta puede aumentar las probabilidades de padecer enfermedades cardiovasculares.

Esta es la razón por la cual tenemos que aprender más de los orientales y saber utilizar las especias que nos da la naturaleza, y ya no solo por reducir el consumo de sal, sino por las propiedades que nos aportan estas plantas.

Una especia o condimento es todo aquello que permite agregar sabor a nuestras preparaciones, por ello, dentro de este grupo encontramos desde semillas y cortezas hasta hojas de diferentes plantas que son lo que denominamos habitualmente hierbas frescas.

Las especias y condimentos varios son pequeños ingredientes que pueden aportar una gran cantidad de sabor a nuestros platos.

No comas todos los días lo mismo

Antes hablábamos que nuestro hedonismo por la comida disminuía si el color de nuestros platos era algo reducido. Lo cierto es que, de normal, comer todos los días lo mismo también puede hacerlo aunque el color y el sabor de nuestros platos sea intenso.

Por tanto, si observamos que nos estamos aburriendo de comer la misma comida siempre, hay que probar a cocinarlo de otra manera o, simplemente, sustituir los alimentos por otros que también nos ayuden a alcanzar nuestro objetivo. Por ejemplo, si nos gusta comer una ensalada de legumbres y observamos que nos vamos cansando, hay que darle algún giro y, por ejemplo, hacer un hummus con aguacate y palitos de zanahoria.

Aunque sean los mismos alimentos, cambiar la textura, el sabor, la palatabilidad, etc., será como un soplo de aire fresco cuando hablamos de disfrutar de la comida y que no se nos haga duro el proceso.

n,

Introducir los alimentos que más nos gusten

Aunque esto pueda sonar de lo más obvio, todavía hay muchas personas que piensan que hay ciertos alimentos que por sí mismos son malos o que nos hacen engordar únicamente por consumirlos.

Pero no es cuestión de qué alimentos son, sino la cantidad que ingerimos. Si nos gustan los frutos secos e ingerimos una bolsa de ellos cada día, lo más seguro es que nuestro porcentaje de grasa corporal empiece a aumentar. Por otro lado, si cogemos un puñadito y los mezclamos con un yogur, los incluimos en la ensalada, etc. difícilmente aumentamos nuestro porcentaje de grasa corporal.

Finalmente, no hay alimentos (siempre que sean frescos y no ultraprocesados) que sean perjudiciales, pero sí es cierto que hay alimentos que son más interesantes que otros, como lo son los alimentos vegetales integrales. Por ello, lo mejor es no basar nuestra alimentación en alimentos de origen animal, sino en vegetales por las grandes cantidad de minerales, vitaminas, fibra y fitonutrientes que son muy beneficiosos para nuestra salud.

En Vitónica | Siete ejercicios de fuerza por los que empezar si nunca has entrenado

En Vitónica | La espalda me duele cuando salgo a correr: por qué te pasa eso y cómo evitar y aliviar ese dolor

Imágenes | iStock

Temas
Inicio