Cinco alimentos demonizados injustificadamente

Cinco alimentos demonizados injustificadamente
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Existen alimentos que con los años han adquirido una reputación bastante mala y que sin embargo la han obtenido de manera injustificada, a base de mitos o creencias que distan significativamente de la realidad.

Si estás eliminando alguno de estos alimentos por los motivos que te comentamos a continuación es posible que debas replantearte las cosas ya que puede ser que estés dejando pasar una serie de alimentos muy interesantes.

Los huevos, la eterna cruzada de la nutrición

Los huevos son uno de los alimentos más saludables que puedes comer. La gente tiende a pensar que debería evitarlos por su alto contenido en colesterol, pero realmente al ingerir este colesterol, nuestro hígado reduce la síntesis de colesterol endógeno para compensarla.

De hecho, los huevos pueden mejorar los niveles de colesterol HDL y reducir los niveles de colesterol LDL, además de que son una opción rica en proteínas.

Cuando los elijas, intenta que el primer número impreso en tus huevos sea un cero o un uno ya que de esta manera estarás eligiendo huevos ecológicos o camperos, respectivamente.

Huevos Ecologicos

El chocolate, un pecado para muchos

Muchas personas consideran que el chocolate no es un alimento nutritivo ya que es alto en azúcar y en grasas poco saludables, pero esto solo es cierto si el porcentaje de cacao es muy bajo, porque a estos chocolates se les quita cacao para añadir azúcar.

Los chocolates con más de un 70% de cacao no son tan altos en azúcar, pueden ayudar a reducir la presión sanguínea y nos aportan altos contenidos de flavanoles, que son antioxidantes muy potentes.

Además, el chocolate negro es rico en cobre, magnesio y manganeso, nos ayuda a protegernos de la radiación solar, y puede mejorar en cierto modo el rendimiento cognitivo.

Los lácteos enteros, el eterno debate

Es cierto, los lácteos enteros tienen un contenido más alto que sus versiones desnatadas, pero lo que se ha visto es que la grasa de los alimentos lácteos no repercute negativamente sobre el colesterol incluso en personas en riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.

Además, en personas que buscan perder peso los resultados tienden a ser mejores al recurrir a lácteos enteros, debido probablemente al efecto saciante de estas grasas.

Lacteos Enteros

La sal, ¿amiga o enemiga?

Se dice que la sal es un ingrediente muy perjudicial porque aumenta la presión sanguínea, pero esto no significa que debamos eliminar por completo el consumo de sal.

De hecho, las dietas demasiado bajas en sodio pueden aumentar el colesterol y los triglicéridos. Además, el sodio puede mejorar los niveles de hidratación y la captación de glucosa, y también mejora la transmisión del impulso nervioso y muscular.

El marisco, algo rechazado por muchos

Con el marisco ocurre algo similar a lo que pasa con el huevo; tendemos a pensar que es malo por su contenido en colesterol, pero es nuestro hígado quien compensa esta ingesta.

Alimentos Demonizados

El marisco, por lo general es bajo en calorías y sin embargo tiene un alto contenido de proteínas, yodo y selenio, que es un mineral muy importante con un fuerte efecto antioxidante.

Las ostras, los mejillones, las gambas y el cangrejo son alimentos que pueden ayudarte a satisfacer tus requerimientos proteicos sin aportarte una cantidad de calorías excesivamente alta.

En Vitónica | 11 alimentos que son buenas fuentes de proteína y un montón de recetas para incluirlos en tu dieta

En Vitónica | 13 alimentos que recomendamos incluir en tu dieta si quieres aumentar masa muscular

Imágenes | iStock

Temas
Inicio