Compartir
Publicidad

La naranja, fuente de vitamina C

La naranja, fuente de vitamina C
6 Comentarios
Publicidad

Todos sabemos que la naranja es un cítrico, lo que ya no todos sabemos es que por su acidez es depurativa y por tanto actúa contra la obesidad, ayudando a la redución de la grasa y la diabetes. El alto contenido de agua, potasio y ácido cítrico hacen que esta fruta además sea diurética por lo tanto buena en casos de gota, hipertensión arterial o retención de líquidos.

Es muy abundante en sales minerales y aunque posee pocas calorías, ofrece una amplia gama de vitaminas destacando la vitamina C, siendo además rica en carotina. Además contiene altos porcentajes de ácido cítrico, magnesio, hierro y fósforo, potasa.

 Ayuda a recuperar el ritmo cardíaco. Es desinfectante y microbicida por tanto nos ayuda a curar llagas en la boca y encías y ayuda a prevenir cualquier enfermedad infecciosa como catarros, tos, aftas, etc.

La naranja ayuda mucho en la recuperación en los casos de la anemia ferropénica por la absorción de hierro, si se consume junto a otros alimentos ricos en hierro.

Es depurativa, como vimos antes, ayuda a limpiar el organismo y posee una gran cantidad de fibra que está en la parte blanca entre la piel y la pulpa, favoreciendo por ello el tránsito intestinal, está recomendada en casos de estreñimiento, osteoporosis y debilidad muscular, porque ayuda en la formación de colágeno.

Por su alto contenido de fósforo es recomendable consumir muchas naranjas a todas las personas que sufren de agotamiento, intoxicaciones, insomnio o enfermedades del sistema nervioso.
Las personas con insuficiencia renal deben moderar su consumo.

En Vitónica | Análisis nutricional de un zumo de naranja
En Vitónica | La naranja es mucho más que vitamina C

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio