Compartir
Publicidad
Mitos y verdades sobre el chicle, ¿te ayuda a calmar la ansiedad?
Alimentos

Mitos y verdades sobre el chicle, ¿te ayuda a calmar la ansiedad?

Publicidad
Publicidad

Los mitos en los que a la alimentación se refiere están por todas partes y a veces es complicado saber qué es verdad y qué es mentira. Podemos encontrar mitos sobre la alcachofa, mitos sobre los huevos y el colesterol, incluso mitos increíbles sobre el agua, pero si hay un alimento - o comestible más bien - que esté rodeado de mitos, ese es el chicle.

¿Quién no ha escuchado alguna vez el mito de que comer chicle nos puede ayudar a adelgazar porque quita el hambre? ¿O el de que se queda pegado en el estómago si nos lo tragamos? Por ello, hemos reunido algunos de los mitos más repetidos e increíbles sobre el chicle y hemos intentado comprobar cuánto hay de cierto en el mito.

El chicle te ayuda a reducir la ansiedad

 Gf0671s1xoptimizadaxkcteu21996381481tge575x323rc 67fae245

Lo habremos escuchado varias veces - especialmente a exfumadores - y es que presuntamente masticar chicle podría ayudar a reducir los niveles de estrés y ansiedad. Y, en este caso concreto, el mito no parece estar muy alejado de la realidad.

Un investigación realizada en 2011 encontró que masticar chicle de manera regular parecía reducir los niveles de ansiedad, mejorar el humor y sentirse menos agotado mentalmente. La realidad es que esta investigación se llevó a cabo en una muestra muy pequeña - tan solo 50 participantes - por lo que los resultados habría que tomarlos con cuidado.

Sin embargo, no es el único estudio que encuentra relación entre mascar chicle y una reducción del estrés. En 2009 otro estudio encontró que parecía haber una relación entre la masticación de chicle y la autopercepción de reducción del estrés. Otros dos estudios más en los últimos años han encontrado esta misma relación entre la masticación de chicle y la reducción del estrés percibido. Ambos estudios tenían muestras muy pequeñas, pero los resultados se repiten de estudio a estudio.

En cualquier caso, este tipo de técnica para reducir el estrés solo nos ayudará a reducirlo en el momento concreto, pero no a dar solución al problema. Por ello, como técnica para un momento puntual de estrés o ansiedad puede resultar efectivo, pero no como método a largo plazo.

El chicle quita el hambre

Giphy 8

Lo hemos escuchado muchas veces: si masticamos chicle nuestro cerebro cree que estamos comiendo y por tanto acabamos sintiendo menos apetito. Podría parecer una explicación bastante lógica pero ¿es real?

Pues la verdad es que no queda muy claro y las investigaciones realizadas al respecto no se ponen de acuerdo. Algunas investigaciones encuentran que masticar chicle sin azúcar durante al menos 45 minutos parece tener efecto en reducir nuestra sensación de hambre, nuestros antojos y en sentirnos más llenos, reduciendo así la ingesta de calorías.

Sin embargo, otras investigaciones encuentran que aunque las personas que mastican chicle de manera habitual hacen menos comidas, lo que hacen es consumir más en las que sí hacen por lo que no se observaba diferencia en el consumo de calorías totales. Además, encuentran que quienes mastican chicle a menudo suelen consumir menos frutas y verduras.

La realidad es que, igual que en el caso de la ansiedad, las muestras de las investigaciones son muy pequeñas. Además, en este caso los resultados se contradicen por lo que es difícil confirmar o desmentir que el chicle quite el hambre. En cualquier caso, masticar chicle no nos ofrece ningún tipo de nutriente por lo que no es recomendable si lo estamos masticando en sustitución de alimentos saludables que nos aporten nutrientes necesarios para nuestro organismo.

Los chicles sin azúcar provocan diarrea o descomposición

Giphy 7

Este mito es algo más que un mito ya que, si leemos la letra pequeña de los paquetes de chicles sin azúcar veremos que avisan del posible efecto laxante. Esto se debe a que para sustituir el azúcar, este tipo de chicles llevan polioles - un tipo de edulcorante que puede ser bien natural o bien químico - como el sorbitol.

Este tipo de edulcorantes pueden tener un efecto laxante en nuestro organismo ya que se absorben de manera lenta e incompleta en el intestino. Esto puede acabar en una descomposición indeseada que, además, provoque que perdamos nutrientes necesarios para nuestro cuerpo. Por ello, aunque no tengan azúcar, debemos tener cuidado con su consumo.

Masticar chicle produce gases

Nik Macmillan 284747 Unsplash

No sé a vosotros, pero a mí mi abuela siempre me decía que no comiera chicle porque se me iba a hinchar la tripa y yo nunca le hice demasiado caso - claro que también me decía que si me lo tragaba se me iba a quedar en el estómago - pero debería habérselo hecho.

Y es que, en este caso - igual que en el de la diarrea - este mito tiene mucho más de verdad que de mito. La masticación del chicle puede provocar que traguemos más aire del habitual. Esto, unido al efecto del sorbitol, puede acabar produciendo un exceso de gases de lo más desagradable.

El chicle se puede quedar pegado en nuestro estómago si nos lo tragamos

Tumblr Nut3lybzde1r1yqj1o1 500

Mi abuela es muy sabía, pero hasta ella tiene algún que otro desliz y este es el caso: los chicles no se quedan pegados al estómago.

Por muy pegajosos y difíciles de digerir que sean, los chicles acaban encontrando eventualmente - en uno o dos días - el camino de salida de nuestro cuerpo. Es decir, aunque no podamos digerirlo, lo acabamos expulsando vía rectal.

El único problema que podemos encontrar es si decimos tragar enormes cantidades de chicle. En ese caso, es posible que se acabe formando una masa en nuestro estómago o intestino. En cualquier caso, de ser así, seríamos avisados por un grave estreñimiento.

En definitiva, masticar chicle no es nuestra mejor opción para adelgazar y un consumo excesivo puede acarrear algunos problemas, pero si estamos ansiosos o estresados puede ser un buen remedio para relajarnos, con la ventaja de que no tenemos que preocuparnos porque se nos quede pegado al estómago durante años.

Imágenes | Paramount Pictures, Warner Bros., Giphy, Unsplash
En Vitónica | Mitos y verdades sobre la creatina: lo que tienes que saber sobre este suplemento
En Vitónica | Mitos y verdades sobre los tatuajes: ¿pueden ponerme la epidural? ¿puede darle el sol?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio