Publicidad

Pan de masa madre, ¿es relamente más beneficioso que el pan tradicional?

Pan de masa madre, ¿es relamente más beneficioso que el pan tradicional?
Sin comentarios

El pan se logra mediante la fermentación de una harina, proceso durante el cual la masa madre puede tener lugar. El pan de masa madre está de moda y muchos lo utilizan creyendo estar ante un producto más sano que el pan tradicional o elaborado con levaduras comerciales.  Para saber más al respecto te contamos de qué se trata el pan de masa madre y si realmente es más beneficioso que el pan tradicional.

Masa madre: un fermento natural

La mayoría de nosotros sabe que el pan necesita de la fermentación mediante levaduras que pueden ser secas o frescas y que podemos conseguir fácilmente en un supermercado. Sin embargo, la levadura no hace falta comprarla sino que puede hacerse presente en la harina que se utiliza o bien, en el ambiente.

Aprovechando estos hongos o levaduras naturalmente presentes en la harina y mezclándola con agua, conservándo la mezcla a temperatura ambiente podemos crear lo que se denomina masa madre que no es más que un fermento natural que podemos conservar en el tiempo y "alimentar" para reproducir, y elaborar pan u otros platos.

El proceso suele demorar unos cinco días pero lo único que tenemos que hacer es mezclar, controlar temperatura y cantidad de líquido hasta que obtenemos una preparación con considerables burbujas que señalan que el proceso ha sido exitoso y logramos la fermentación deseada.

Masa madre: ¿realmente conlleva beneficios?

La diferencia entre un pan de masa madre y un pan comprado o elaborado por levadura química es justamente el proceso de fermentación, siendo más rápido en este último.

La masa madre se desarrolla naturalmente, con control de condiciones del ambiente, llevando más tiempo para la fermentación lo cual puede dar como resultado un pan con mejores características organolépticas y menos ácido que el pan elaborado con levadura comercial.

Masamdre

Así, puede ser un pan más fácil de digerir e incluso, recomendable para sensibles al gluten o al trigo según señalan los estudios, ya que la fermentación de masa madre reduce la presencia de citoquinas proinflamatorias.

A nivel nutricional, depende en gran medida de la harina que le da origen, siendo siempre mejor un pan de harina integral o de grano completo que uno de harina refinada que recomendamos evitar en la dieta habitual.

Por ser un producto fermentado, el pan de masa madre podría incidir favorablemente en la microbiota intestinal, aunque no tiene diferencias en el proceso de saciedad o en el metabolismo de glucosa respecto al pan tradicional.

Por último, la masa madre es fuente de lactobacilos que favorecen la conservación del pan, razón por la cual el pan de masa madre se deteriora más lentamente que el pan tradicional, pudiendo tener por más días disponible el mismo en la nevera.

Aunque los estudios al respecto son escasos y a nivel nutricional no hay grandes diferencias, el pan de masa madre parece tener algunas ventajas en nuestro organismo respecto al pan tradicional, y por supuesto, nos brinda la posibilidad de elaborar pan fácilmente en casa sin utilizar levadura comercial.

Imagen | Jumpstory y Directo al Paladar

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio