Compartir
Publicidad
Publicidad

Tres razones para ejercitar el suelo pélvico

Tres razones para ejercitar el suelo pélvico
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Y no es la primera vez que hablamos al respecto. Vamos a por ello:

<li><strong>Incontinencia urinaria</strong>: Llega un momento que una simple carcajada, un bostezo, tosido, salto... es suficiente para que una persona con incontinencia urinaria deje caer desde unas gotas hasta un chorro de orina. Una educación de trabajo de suelo pélvico lo evitaría en muchos casos.</li>

<li><strong>A nivel sexual </strong>se pierde capacidad de contracción en el acto, dificultando así el orgasmo al ser los espasmos más débiles (obviamente por la falta de fuerza de la base pélvica).</li>

<li>Evitar mediante gimnasia preventiva los <strong>descensos en la matriz </strong>(prolapso uterino o histerocele), en la <strong>vejiga</strong> ( cistocele)<strong> y en el recto </strong>(rectocele) , los más conocidos como prolapsos, que en algunos casos requieren incluso de intervención quirúrgica.</li>

Vía | Los músculos que el ojo no ve

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos