Compartir
Publicidad

Cómo evitar un mal desempeño corriendo

Cómo evitar un mal desempeño corriendo
Guardar
33 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Si eres amante de la carrera seguramente te ha sucedido que algunos días rindes al máximo y puedes seguir corriendo por largo tiempo sin cansarte, pero otros por el contrario, te sientes pesado y agotado al correr. Quizá la causa de este mal día de carrera esté en algunos factores que puedes modificar, por eso, te damos algunos consejos para que sepas cómo evitar un mal desempeño corriendo y puedas sentirte mejor disfrutando de la carrera.

  • Duerme lo suficiente el día previo: un escaso descanso la noche previa puede impedirte rendir al máximo y sentirte lleno de vitalidad para correr de la mejor forma posible.
  • No uses calzado sin prueba previa: si recientemente adquiriste un nuevo par de zapatillas y deseas lucirte con ellos en la carrera, intenta probar el calzado unos días antes para recién después, usar el mismo en un gran esfuerzo, pues la falta de comodidad o la dureza de las zapatillas nuevas pueden impedirte sentirte al máximo corriendo.
  • Asegúrate de estar bien hidratado: si tienes la boca seca u orinas de color amarillo oscuro, es posible que no estés bien hidratado y ésto disminuirá notablemente tu rendimiento. Por eso, asegurarte de beber suficiente líquido siempre y sobre todo, bebe antes de comenzar a correr y durante la carrera.
  • No bebas toda tu botella de una vez: si rápidamente pretendes compensar una mala hidratación previa y bebes una botella de 500 o 750 mililitros de agua en poco tiempo, puedes sufrir dolores y molestias gastrointestinales durante la carrera que te impedirán desempeñarte y sentirte como lo esperas. Por eso, bebe progresivamente, cada 15-20 minutos, pequeños sorbos de líquido.
  • Lleva ropa cómoda: es muy frecuente que la ropa que usamos al realizar actividad física sea escogida por sus colores o por la tendencia de la moda, sin embargo, si queremos rendir al máximo y sentirnos bien corriendo, mejor emplear ropa cómoda, de la cual no tengamos que estar pendientes. Personalmente os digo que en este punto dejo mucho que desear, pues más de una vez corriendo tuve que estar pendiente de mis pantalones holgados que se deslizaban hacia abajo con el movimiento.
  • No comas mucho ni muy poco antes de correr: si hace muchas horas que tu cuerpo no recibe comida sufres grandes riesgos de quedarte sin energía, y si por el contrario haz comido demasiado justo antes de correr, podrás sufrir malestares gastrointesinales mientras te mueves, por eso, mejor comer una o dos horas antes, en cantidades razonables y con nutrientes adecuados para desempeñarnos mejor corriendo.


Seguramente a muchos de vosotros les ha sucedido que alguna de estas circunstancias afectó su desempeño corriendo y hoy, pueden supervisar cada uno de estos factores para evitar que la carrera sea un mal momento y por el contrario, como la mayor parte de las veces, puedan disfrutar y sentirse muy cómodos corriendo.

Comparte con nosotros qué otros factores han afectado alguna vez tu desempeño corriendo y ayúdanos a evitar los mismos para rendir más y sentirnos mejor mientras corremos en beneficio de la salud.

Vía | FitSugar
Imagen | Denis Todorut

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos