Publicidad

Correr contra la lluvia y el viento: trucos y consejos para seguir disfrutando de tu entrenamiento de running
Carrera

Correr contra la lluvia y el viento: trucos y consejos para seguir disfrutando de tu entrenamiento de running

Salir a correr al aire libre es una de las actividades que más estamos llevando a cabo en esta época de COVID. El problema que se nos presenta en muchos casos es el clima, y es que el frío, la lluvia, e incluso el viento, son algunos de los enemigos que se oponen a que llevemos a cabo un buen desempeño de esta actividad.

Por este motivo, en Vitónica queremos ayudaros a hacer que la carrera sea lo más agradable posible. Para conseguirlo queremos dejaros algunos trucos sencillos que podemos llevar a cabo cada uno de nosotros a la hora de salir a correr cuando el clima no es el mejor.

Seguro que en más de una ocasión el clima nos ha echado para atrás a la hora de salir a practicar deporte. Hemos preferido quedarnos en casa antes de salir a la calle. Algo que sucede porque nos resulta incómodo hacerlo, pero sabiendo cómo podemos mejorar mucho la actitud frente a la actividad.

No bastará solo con ponernos ropa encima y chubasquero, lo ideal es hacerlo de la manera adecuada para que no nos reste agilidad a la hora de correr, y sea lo menos molesto posible

No solo se trata de cubrirnos de prendas de ropa o chubasqueros, que a la larga lo que harán será obstruir el desempeño de la actividad, si no que es hacerlo de la manera adecuada. Además, existen otros trucos que nos salvarán de las inclemencias del tiempo y nos dejarán hacer deporte al aire libre en cualquier momento.

En esta ocasión nos queremos detener en los acontecimientos climáticos que nos vamos a encontrar y en lo mejor que podemos hacer en cada uno de ellos para lograr un tiempo perfecto con nuestro deporte favorito.

El equipamiento adecuado para correr con lluvia y viento

Pexels Burst 373984 1

En primer lugar nos vamos a detener en el equipamiento requerido para salir a practicar deporte en estos días. La ropa es importante, pues es lo que nos va a aislar del clima que tenemos en ese momento. Pero, como decíamos antes, no sirve cualquier cosa, si no que tiene que ser adecuada para la actividad y lo que queremos conseguir.

Utilizar como primera capa ropa deportiva térmica es una de las mejores alternativas, para mantenernos protegidos. Es esencial que elijamos tejidos que permitan la transpiración y no acumulen el sudor. Decantarnos por tejidos técnicos es lo más adecuado. Dejar de lado el algodón o la lana será bueno, ya que se acaban empapando y nos transmitirán sensación de frío.

La ropa es importante, debemos usar ropa térmica técnica como base, y luego usar capas que nos aislen del frío, la lluvia y el viento

Sobre esta base podemos utilizar un cortavientos que nos aisle al máximo del frío y el viento. Proteger las zonas que no intervienen en la actividad, como las manos con guantes, el cuello con una braga o pañuelo, la cabeza con un gorro, las orejas con orejeras... Esto nos ayudará a mantener la temperatura corporal y evitar enfriarnos antes.

En caso de lluvia es recomendable colocarnos sobre toda esta indumentaria un chubasquero. Nos aislará del agua y nos permitirá movernos con desenvoltura mientras estamos corriendo. Es bueno utilizar piezas que nos cubra lo máximo posible. En las piernas utilizar mallas térmicas de tejido técnico, será la mejor opción.

En lo referente al calzado, es importante que tengamos en cuenta utilizar zapatillas especiales para la humedad, que nos aislen del exterior. Además, usar calcetines que permitan la transpiración  y no acumulen la humedad será lo ideal.

Utilizar un calzado adecuado para la lluvia y el frío, que nos aisle al máximo, y buenos calcetines

Una vez tenemos claro cómo debemos vestirnos para salir a correr y no enfriarnos, sobre todo las articulaciones y las partes que menos vamos a mover, es bueno que tengamos en cuenta diferentes consejos para los distintos accidentes climáticos que nos podemos encontrar en invierno si corremos en el exterior.

Consejos para días de lluvia y humedad

Pexels Andre Morgan 2254135 1

En primer lugar, nos vamos a detener en los días en los que la lluvia y la humedad será nuestro acompañante de carrera. En este caso, si no vamos bien preparados, la incomodidad es extrema, y sobre todo, el desempeño de la carrera se verá afectado por esta sensación que nunca debe acompañarnos al hacer cualquier tipo de deporte.

En este caso, si la temperatura no es demasiado fría, es mejor decantarnos por pantalones o mallas más cortas. Que nos cubran hasta la rodilla o a mitad de la pantorrilla, será lo ideal. Si son largas se mojarán antes y la humedad se acumulará en la pierna, haciendo que la sensación de frío sea mayor.

Usar mallas cortas es ideal para no mojarnos las piernas, pero la parte superior debe estar protegida siempre del frío

La parte que debemos proteger es la superior en estos días. Sobre todo el vientre. Es importante que lo aislemos como hemos comentado antes, y que usemos un chubasquero que tape toda esta zona. En el caso de que solo haya humedad y no esté lloviendo, es mejor cubrir esta parte con un simple chaleco que mantendrá abrigada la zona, pero nos dejará tener un amplio rango de movimientos, sin entorpecer la actividad.

Consejos para días de viento

Jenny Hill Io2zgb3 Kdk Unsplash

En segundo lugar nos vamos a detener en los días en los que el viento es la estrella. Como la lluvia, el fuerte viento es muy incómodo a la hora de salir a correr. Sobre todo cuando nos da de cara, ya que puede traer partículas hacia la boca y los ojos, y hacer que una actividad como la carrera, se convierta en todo un sufrimiento para cualquiera de nosotros.

Para minimizar los efectos del viento, podemos utilizar un buen cortavientos que vamos a colocar sobre la indumentaria descrita anteriormente. Éste nos aislará del frío que genera el viento, y aunque sudemos en el interior, evitaremos que la temperatura corporal descienda demasiado y nos sintamos incómodos. En el caso de la cara, es recomendable que nos equipemos con gafas que nos protejan del viento al correr.

Utilizar un buen cortavientos y gafas que nos aislen del viento es adecuado para mejorar la actividad

En los días de viento, y en los de frío, lluvia y humedad, es bueno que utilicemos vaselina en determinadas zonas que se pueden irritar con el roce de la ropa térmica. Las ingles, los pezones, las axilas y los pies, son partes que debemos proteger de la fricción. Aplicar vaselina antes de salir a correr, nos ayudará a proteger estas partes, tanto del roce, como de la acumulación de sudor, que puede causar irritaciones molestas.

La importancia de calentar siempre para atemperar el cuerpo

Pexels Burst 374678 1

Como norma general, en cualquier día con un clima desfavorable, es bueno que calentemos antes de empezar. Los calentamientos nos ayudarán a hacer que la sangre circule por los músculos, y conseguirá que nuestra temperatura corporal sea mayor. En este momento recomendamos usar una capa más de topa, ya que partimos de estar fríos, y lo ideal es mantener el calor.

Esta capa más de ropa solo la vamos a usar en el calentamiento, y nos ayudará a estar a punto para afrontar el entrenamiento que tenemos ante nosotros. Una vez hayamos calentado, nos quitaremos la capa extra que hemos usado, y que si llueve, nos ayudará a volver a estar secos de nuevo.

Al calentar es bueno usar una capa extra de ropa que nos quitaremos al empezar a correr. Esto permitirá mantener la temperatura

Realizar entrenamientos más cortos y concentrados enlos días con clima desfavorable

Pexels Rosemary Ketchum 1564466

Una posibilidad que podemos barajar en estos días desapacibles, si no nos gusta tanto correr con mal tiempo, es realizar entrenamientos más cortos y concentrados. Podemos optar como alternativa en la carrera en series o intervalòs, en los que vamos a concentrar mucha intensidad en un corto periodo de tiempo.

Acortar el tiempo de la actividad enlos días de peor clima mediante sesiones de intervalos y series concentradas

Esto nos permitirá mantener una buena intensidad sin estar demasiado tiempo expuestos al clima exterior. Eso sí, es necesario que en los descansos entre serie y serie, no nos quedemos fríos. Usar una chaqueta o cortavientos extra que nos quitemos y pongamos al descansar, será una buena alternativa.

Para finalizar, lo más recomendable es terminar de estirar en la ducha. Hacerlo con agua caliente inmediatamente al terminar de correr en la calle, nos ayudará a mantener una temperatura elevada, evitar que nos enfriemos y mejorar así la circulación. Además, ayudará a mantener nuestras defensas en perfecto estado, y evitar correr el riesgo de resfriarse. Es importante no quedarnos fríos al terminar de correr, y por ello la ducha debe ser casi inmediata.

Es importante que tengamos en cuenta que si las condiciones son tan adversas que ni con el correcto equipamiento podemos salir a correr, podemos dedicar ese día para entrenar fuerza en interior. La carrera también se entrena con el trabajo muscular de fuerza, por lo que estos días podemos trabajar los músculos de las piernas, el core...

Esto nos permitirá estar activos, mientras que conseguiremos una mayor masa muscular. También es bueno que sepamos que alternar la carrera pura y dura, con el trabajo muscular, nos ayudará a conseguir mejores metas y resultados a largo plazo. Además de lograr aumentar poco a poco la resistencia en el desempeño de esta actividad.

Imágenes | Pexels

En Vitónica | ¿Loco por el "running"? Estas son las lesiones habituales al practicarlo (y que puedes evitar)

En Vitónica | Cinco consejos para correr con frío

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio