Compartir
Publicidad
Publicidad

El peligro de un consumo continuado de bebidas isotónicas

El peligro de un consumo continuado de bebidas isotónicas
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El poder de la publicidad y las modas influyen muy directamente en nuestros hábitos como consumidores. Un ejemplo claro es el importante auge y la proliferación de bebidas isotónicas adecuadas para deportistas, y que se están vendiendo como el perfecto hidratante para consumir habitualmente.

Debemos tener cuidado con esto, ya que es una bebida indicada exclusivamente para personas que realizan deporte, y es que su consumo habitual puede traer serias consecuencias para nuestra salud. No debemos dejarnos llevar por los reclamos que nos prometen resultados milagrosos y más vigorosidad en nuestro día a día. Ya sabemos que todo consumido en exceso es malo para la salud.

Estudios recientes han demostrado que muchos jóvenes son asiduos a consumir bebidas isotónicas en vez de los tradicionales zumos o refrescos. Esta práctica se ha empezado a llevar a cabo a raíz de ponerse de moda las bebidas saludables, y es que todo este tipo de bebidas nos las venden como un buen aliado para obtener los niveles de minerales que nuestro cuerpo necesita. Realmente esto es así, pero para ello es importante que haya una pérdida de estos minerales a través de la sudoración.

Cuando realizamos ejercicio nuestro cuerpo elimina muchas sales minerales a través del sudor con la consecuente disminución de los niveles de nuestro organismo. Es por esto que tenemos que reponer estos minerales y una buena forma de hacerlo es a través de las bebidas isotónicas. En el caso de los deportistas estos preparados son básicos pues nos dan un aporte rápido de nutrientes.

El problema está cuando mucha gente que no practica deporte ingiere estas bebidas para reponer minerales y acaba por sustituir el agua por ellas. En este caso nuestro cuerpo recibe un aporte extra de minerales, que normalmente recibimos a través de los alimentos y que en una persona que no practica deporte son suficientes. En estos casos nuestro organismo aumenta su nivel de sodio, potasio y micronutrientes, que son las sustancias que suelen contener este tipo de bebidas.

Una vez que hemos adoptado el hábito de consumir estas bebidas por sistema estamos ingiriendo gran cantidad de minerales innecesarios para nuestro organismo y que nos pueden hacer más mal que bien. Una de sus principales consecuencias es que podemos desarrollar una lesión o enfermedad en nuestros riñones, además de incrementar el riesgo de sufrir arritmias cardiacas y edemas en diversas partes de nuestro cuerpo por acumulación de líquidos.

Es aconsejable que desterremos este tipo de bebidas de nuestra dieta habitual. En su momento fueron concebidas para reponer las sales minerales que perdemos con el deporte, y debe seguir siendo así. Lo ideal para hidratarnos diariamente es el agua, aunque recurramos a las bebidas isotónicas cuando realicemos ejercicio.

En Vitonica | La leche, otra opción para hidratarnos después del ejercicio
En Vitonica | Suplementación adecuada a tu actividad física
En Vitonica | Los beneficios del agua

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos