El sorprendente final de esta media maratón en Valencia que dejó a todos atónitos: el líder se para antes de la meta por este motivo

El sorprendente final de esta media maratón en Valencia que dejó a todos atónitos: el líder se para antes de la meta por este motivo
Sin comentarios

En las pruebas de resistencia hemos vivido momentos chocantes como atletas que comienzan a celebrar antes de tiempo y son adelantados en la línea de meta. Hace unos días un atleta español protagonizó uno de esos momentos extraños cuando llegó a la meta de una media maratón. ¿Qué hizo? ¿Hubieras hecho lo mismo o consideras que se equivocó?

Una media maratón "demasiado rápida"

 

Luis Agustín Escriche es un atleta albaceteño que corrió el fin de semana pasado la Media Maratón de Caqui Persimón. La prueba se disputó a las nueve de la mañana del domingo dos de octubre por un circuito semiurbano de la localidad valenciana de Alcudia.

La normativa de la carrera muestra en su artículo siete que habrá un premio en metálico de 150 euros al atleta en la categoría masculina, si baja el récord de la prueba, que era de 1 hora 09 minutos y 20 segundos. Este premio fue el causante de una de las imágenes singulares que quedarán para el recuerdo.

Una parada antes de cruzar la meta

La media maratón transcurría con normalidad hasta que el primer atleta, con gran diferencia respecto al segundo, llegó a la meta. En ese momento, en lugar de cruzarla se detuvo y miró el reloj. El presentador de la prueba no sabía describir lo que ocurría y los asistentes tampoco llegaban a entender por qué no atravesaba la línea de meta.

El corredor continuaba mirando su reloj y mirando atrás por si venía otro atleta durante unos 28 segundos. Él mismo ha explicado que no quería bajar demasiado el récord de la prueba para así poder competir el año que viene y tener margen para volver a romperlo y ganar de nuevo el premio de 150 euros.

Finalmente paró el cronómetro en 1 hora, 8 minutos y 45 segundos. El año que viene esa será la marca a batir, en lugar de 1h, 8 minutos y 15 segundos que sería el tiempo registrado si no se hubiera detenido en la línea de meta. No es común ver esta situación en pruebas federadas de atletismo, pero sí pueden ocurrir como hemos visto, al igual que ocurre en otras disciplinas.

Yelena Isinbáyeva, centímetro a centímetro

Hace ya casi dos décadas la pertiguista Isinbáyeva puso de manifiesto esta práctica de superar récords muy poco a poco para obtener un rédito económico. Cuando participaba en una competición en la que había un premio económico por superar el récord, la rusa probaba a batirlo por un centímetro.

Si lo superaba no seguía compitiendo para ver hasta dónde era capaz de llegar, sino que dejaba la marca así para poder volver a romper el récord la siguiente vez. Por tanto, es una práctica común en muchas disciplinas, pero no estamos acostumbrados a que un atleta se pare justo antes de cruzar la meta.

Sin duda, lo volvería a hacer

Si hubiera bajado el ritmo en el último kilómetro no se habría apreciado. El resultado hubiera sido el mismo, o incluso podría haber ajustado aún más la marca, pero la forma hubiese sido distinta. Luis Agustín ya ha expresado que sin duda, lo volvería a hacer. Mientras existan premios económicos por batir récords seguiremos viendo de forma más o menos clara este tipo de situaciones.

En Vitónica | Salir a correr: estos son los tres tipos de entrenamiento que te ayudarán a mejorar tus tiempos

Imágenes | Twitter de À Punt Esports

Temas
Inicio