Compartir
Publicidad

Kilian Jornet conquista la cumbre del Everest sin cuerda fija ni oxígeno suplementario

Kilian Jornet conquista la cumbre del Everest sin cuerda fija ni oxígeno suplementario
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Coronar el Everest, la montaña más alta del mundo con sus 8848 metros, es quizás el reto más importante al que se enfrentan los montañistas. Por norma general, el ascenso suele realizarse ayudados de una cuerda fija que asiste durante la subida y con oxígeno suplementario.

Esta medianoche el seis veces campeón de la Copa del Mundo de carreras de montaña Kilian Jornet ha hecho cima en el Everest subiendo por la cara norte, sin ayuda de cuerda fija y sin oxígeno suplementario en un tiempo de 26 horas desde que comenzara el ascenso. Una hazaña más que se suma a la imparable carrera que ha tenido hasta ahora.

El objetivo de Jornet en este reto era el de realizar el ascenso desde el Campo Base del Everest, situado en el antiguo monasterio de Rombuk, a 5100 metros de altitud, coronar la cima con su equipación "minimalista" (sin cuerda, sin oxígeno y con material ligero) y regresar hasta el Campo Base en el menor tiempo posible.

Debido a una indisposición estomacal, Jornet ha decidido terminar el descenso en el Advanced Base Camp, a 6500 metros de altitud. Aunque no haya podido completar el reto que tenía planteado en un inicio, no deja de ser un tremendo trabajo de aprendizaje y una proeza más dentro de su proyecto Summits of my life, del que os hemos hablado en anteriores ocasiones.

Subir el Everest sin cuerda fija y sin oxígeno suplementario: una hazaña al alcance de pocos

Tanto la cuerda fija como el uso de oxígeno suplementario son dos ayudas externas que se utilizan en la mayoría de las escaladas al Everest, sobre todo desde que se creó la burbuja de las escaladas comerciales.

La cuerda, fijada de forma permanente en algunos de los tramos más difíciles o colocada por los sherpas para algunas expediciones, supone un seguro no solo a la hora de alcanzar la cima, sino también como asistencia a la hora de volver a los campamentos base.

El uso de oxígeno suplementario es controvertido: permite a los montañeros realizar un ascenso bastante más rápido hacia la cumbre, y además reduce enormemente las posibilidades de sufrir lesiones como hipoxia cerebral. De hecho la tasa de mortalidad en la escalada al Everest es del doble para aquellos que intentan alcanzar la cumbre sin la ayuda del oxígeno embotellado.

Realizar la subida al monte Everest sin estas dos ayudas externas dificulta enormemente el trabajo del montañero, algo a valorar en la última subida de Jornet.

Imagen | Kilian Jornet
En Vitónica | Así prepara Kilian Jornet las grandes carreras
En Vitónica | Kilian Jornet, una inspiración para cualquier corredor
En Vitónica | Las zapatillas de Kilian Jornet

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos