Compartir
Publicidad
Publicidad

Lo que hace Rajoy se llama marcha deportiva y sí, es un buen entrenamiento: así puedes practicarlo

Lo que hace Rajoy se llama marcha deportiva y sí, es un buen entrenamiento: así puedes practicarlo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Varias veces hemos visto imágenes de nuestro presidente del gobierno Mariano Rajoy haciendo deporte (este martes sin ir más lejos). Algo así como un quiero y no puedo correr. Eso tiene un nombre y se llama marcha deportiva. Un punto más de intensidad a la caminata normal puede ser el deporte ideal para aquellos a los que les gusta estar activos pero eso de correr les viene un poco largo.

Es una actividad aeróbica en la que, ese plus de velocidad, hace que el ejercicio sea más intenso. Este tipo de marcha tiene beneficios a nivel cardiorrespiratorio y puede ser un paso previo clave antes de empezar a correr.

¿Qué es la marcha deportiva?

La marcha deportiva está entre la caminata y el running. Digamos que es un caminar rápido, el paso previo a ponerse a correr. A diferencia de la carrera, la marcha no tiene fase de vuelo, es decir, siempre tenemos uno de los pies en contacto con el suelo.

No confundir la marcha deportiva con el Power Walking o el Nordic Walking, que son conceptos similares pero con matices. La marcha deportiva se trata de andar a un ritmo de unos 5-6 km/hora de forma sostenida y un tiempo más o menos extenso.

Este tipo de actividad quema unas 300 kcal/hora. En un principio esta cantidad de calorías puede parecer pequeña, pero si la actividad se hace a razón de una hora diaria, en diez días se habrán quemado 3000 kcal, una cantidad ya a considerar.

Consejos para practicar la marcha deportiva

Se suele practicar en un terreno sin mucho desnivel ni obstáculos, ya que el ojbetivo consiste en llevar una velocidad relativamente elevada y constante al caminar, ahí reside la intensidad del ejercicio. No obstante, meter pequeños desniveles o escaleras también puede servir para hacer el ejercicio más completo.

El movimiento de los brazos también es característico, ya que el codo forma ángulo de noventa grados y los brazos se mueven de forma enérgica hacia adelante y atrás, con la intención de ayudar a movernos más rápido y a que también se impliquen mayor número de músculos.

¿Cómo podemos comenzar a practicar la marcha deportiva? Para los principiantes, podemos comenzar por 15-20 minutos e ir aumentando en 2-3 minutos cada vez que salimos a marchar. Si estamos acostumbrados a andar pero a ritmo lento, podemos comenzar haciendo marcha deportiva alrededor de los 30 minutos e, igualmente, aumentar en 2-3 minutos cada vez que salgamos a marchar.

¿Quién se puede beneficiar de este tipo de entrenamiento?

Evidentemente no es un ejercicio intenso, lo podemos considerar como una actividad de medio-bajo impacto. Para una persona que está acostumbrada a correr o a hacer ejercicio diario, este tipo de actividad se queda corto. Igualmente, para gente más jóven y con mayor capacidad de movimiento, la marcha deportiva tampoco tiene mucho sentido e incluso resultará aburrida.

Pero, para personas que acaban de salir de una lesión, sedentarios o personas de edad avanzada que quieren comenzar a hacer deporte, es una opción correcta a considerar. De todas formas y aunque podamos pensar que es una actividad muy light, la intensidad o velocidad de la marcha y la cantidad de kilómetros que hagamos, influyen en la dureza de esta actividad.

Imagen | Twitter Mariano Rajoy

Vídeo | Decathlon España

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos