Compartir
Publicidad

Running en verano: hidratación después del entrenamiento

Running en verano: hidratación después del entrenamiento
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La mayoría de corredores se centran en hidratarse durante el entrenamiento pero olvidan prestarle atención a la hidratación después del entrenamiento. Salen a correr y después de la ducha se olvidan de su cuerpo. La estrategia que se adopta es beber el líquido que su organismo le pide y esperar a que el cuerpo se hidrate correctamente por si solo.

Esta estrategia en épocas donde hace más frío y no se pierde tanto líquido puede ser buena ya que se suda menos y se pierde menos líquido, pero en épocas de calor puede ser una estrategia errónea ya que podemos acabar el día deshidratados y conducirnos a poder sufrir algún problema físico o de salud con mayor frecuencia.

Si queremos estar convencidos de estar bien hidratados debemos comprobar si el entrenamiento ha provocado un estado de deshidratación en nuestro organismo. Para ello, utilizaremos un método sencillo pero bastante eficaz. Simplemente, debemos conocer la diferencia de peso corporal entre antes y después del entrenamiento.

  • Si hemos perdido menos de 1 Kg de peso después del entrenamiento, podemos seguir con la rutina habitual. Esta pérdida no es significativa. Simplemente con beber entre medio litro a un litro más de agua que un día sin ejercicio, es suficiente.
  • Si hemos perdido entre 1 y 2 kg de peso después del entrenamiento, debemos prestar más atención y seguir alguna rutina de hidratación post ejercicio. Justamente después, podemos ingerir 500ml de alguna bebida con electrolitos y azúcares y en las cuatro horas siguientes 1,5 litros de agua de forma escalonada. A partir de ese momento, seguir con nuestra rutina habitual controlando nuestro peso corporal.
  • Si hemos perdido más de 2 kg después del entrenamiento, es probable que la deshidratación haya hecho aparición y es importante hacer todo lo posible para recuperar el equilibrio de líquidos. Empezaremos bebiendo entre 750ml a 1litro de una bebida que contenga pequeñas cantidades de azúcares y electrolitos. Evitaremos, en las próximas horas, cualquier bebida con cafeína o similar y bebidas que contengan alcohol. Trataremos de estar en lugares frescos para intentar no seguir sudando. Seguiremos bebiendo agua de forma constante durante las siguientes horas y en las seis posteriores a la finalización del ejercicio comprobaremos si hemos recuperado el peso que habíamos perdido. En caso de haberlo recuperado,seguiremos hidratándonos de forma natural. Si vemos que hemos ganado peso, no os preocupéis. No es una señal de hiperhidratación. Pensar que orinaremos con mayor frecuencia y al cabo del día recuperaremos nuestro peso.

En Vitónica | Running en verano: hidratación antes del entrenamiento En Vitónica | Running en verano: hidratación durante el entrenamiento Imagen | napolienne

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio