Compartir
Publicidad
Publicidad

oBike llega a Madrid: un servicio de bicicletas compartidas por toda la ciudad

oBike llega a Madrid: un servicio de bicicletas compartidas por toda la ciudad
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La movilidad compartida se sigue abriendo paso en las grandes ciudades con la consiguiente mejora del tráfico, el descenso de la contaminación y una mayor comodidad para acceder a todos los lugares por parte de los ciudadanos. Cuando hablamos de movilidad compartida seguramente lo primero en lo que penséis sea en empresas de carsharing como Emov o Car2Go; desde hoy mismo podemos disfrutar en la capital de un nuevo servicio de bicicletas compartidas que llega para ofrecernos más opciones: es oBike.

La principal novedad de este servicio de bicicletas compartidas o bikesharing es que, al no llevar motor, no necesitan de estaciones de carga para llenar las baterías de la bici y, por consiguiente, pueden aparcarse en cualquier lugar (en cualquier lugar donde esté permitido aparcar bicicletas, se entiende, y siempre dentro del municipio de Madrid, pudiendo salir de la zona M-30).

El servicio, según la empresa, será gratuito durante todo el mes de octubre, teniendo que realizar el usuario solamente un depósito reembolsable de 49 euros como un modo de que el usuario se haga siempre responsable de la bicicleta. Os explicamos a continuación cómo funciona este nuevo servicio.

Así puedes comenzar a circular con oBike

obike

Para comenzar a utilizar oBike lo único que debemos hacer es descargar su aplicación gratuita (disponible en ios y android), realizar el registro a través de la app y listo. En el mapa aparecerán las bicicletas disponibles y cercanas a nosotros con forma de iconos amarillos. Podemos reservar las bicicletas durante un período de diez minutos a través de la app, antes de desbloquearlas.

Las bicicletas disponen de un sistema de bloqueo y desbloqueo por bluetooth: una vez localizada la bicicleta que vamos a utilizar, escaneamos con nuestro teléfono el código QR que tiene en el manillar y desbloqueamos el candado. Cuando terminemos nuestro trayecto, aparcamos la bicicleta, volvemos a colocar el bloqueo y así termina nuestro viaje.

Las bicicletas tienen un sistema de posicionamiento GPS que nos indica en todo momento dónde se encuentran, además de un sistema de seguimiento que nos va diciendo en nuestra cuenta de usuario cuántos kilómetros hemos recorrido, cuántas calorías (aproximadamente) hemos quemado, etc.

Precio por viaje y sistema de puntos

obike

El precio de cada viaje depende de los puntos de usuario que tengamos: cada usuario parte con 100 puntos que pueden subir o bajar en función del comportamiento del mismo. Según la misma aplicación "el sistema de puntos de oBike se utiliza para promover viajes no fraudulentos y el comportamiento responsable". Así, por ejemplo, si se aparca la bicicleta en un área no designada para ello,se pierden 20 puntos; o si se violan las normas de tráfico durante un viaje, el saldo de puntos se reduce a cero.

Del mismo modo, también se premia al usuario que circula de manera responsable aumentando sus puntos en la aplicación, y pudiendo conseguir así premios y descuentos. Si informamos de la avería de una bicicleta a través de la app, por ejemplo, se sumarán dos puntos a nuestro saldo.

Con 100 puntos, el viaje en bicicleta nos costará 0,50 euros por 30 minutos, mientras que si tenemos entre 0 y 60 puntos, el viaje nos costará 10 euros por 30 minutos. Un sistema que busca disuadir a aquellos que no vayan a realizar un uso cívico de la bicicleta.

¿Es una buena opción para Madrid?

Esta nueva empresa de bikesharing puede sin duda hacer la competencia a BiciMad: los precios de oBike son similares (siempre y cuando tengamos todos nuestros puntos) y el hecho de poder aparcar donde queramos y no tener que limitarnos a las estaciones de carga sí que es una ventaja para el usuario. Por supuesto, poder salir de la zona M-30 con la bici es otra de las grandes ventajas de oBike sobre BiciMad.

¿La principal desventaja? Que las bicicletas no cuentan con motor de apoyo para el ciclista, y las cuestas de Madrid son pronunciadas (según en qué zona) para subirlas "a pelo". Tampoco cuentan con marchas, algo que podrían implementar en beneficio del usuario en sus próximas flotas. El depósito de 49 euros también puede tirar para atrás a algunos usuarios a la hora de realizar ese primer desembolso.

Habrá que dar tiempo a oBike para ver cómo funciona y si se implanta en otras ciudades españolas. De momento, bienvenidas sean todas las ideas para mejorar la movilidad en las ciudades.

Imágenes | oBike
Más información | oBike
En Vitónica | Soluciones de movilidad urbana saludable: Decathlon presenta sus novedades en bicicletas de trekking, bici eléctrica y patinetes

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos