Publicidad

Cómo debe ser tu dieta si sufres de síndrome de ovario poliquístico o SOP
Dietas

Cómo debe ser tu dieta si sufres de síndrome de ovario poliquístico o SOP

HOY SE HABLA DE

El síndrome del ovario poliquístico (SOP) es una patología en la cual una mujer tiene niveles anormalmente elevados de andrógenos u hormonas sexuales masculinas. Se pueden presentar muchos problemas como resultado de este aumento en las hormonas, incluyendo irregularidades en el ciclo menstrual, infertilidad, aparición de acné y proliferación de pequeños quistes en los ovarios.

Un alto porcentaje de mujeres que padecen síndrome de ovario poliquístico, presentan algún grado de resistencia a la insulina, lo que puede ir ligado a un exceso de grasa corporal. Además como decíamos, a nivel endocrino estas mujeres presentan niveles elevados de andrógenos como testosterona y estrógenos por conversión androgénica de estos. También presentan niveles reducidos de globulina fijadora de hormonas sexuales (SHBG) lo que aumenta la cantidad de andrógenos libres circulantes que empeora a su vez la resistencia a la insulina que mencionábamos antes.

En este contexto, el abordaje nutricional puede ser importante para paliar en parte los efectos de esta patología que no tiene cura. En este artículo profundizamos sobre ello.

¿Cómo enfocar la dieta si padezco síndrome de ovario poliquístico?

Realmente no existe un abordaje nutricional específico para mujeres con este síndrome más allá del control del peso y de la grasa corporal.

Como comentábamos al principio, muchas mujeres que padecen esta patología tienden a tener resistencia a la insulina lo que a largo plazo puede allanar el camino para ganar grasa y peso, lo que empeora la resistencia a la insulina. Un círculo que se retroalimenta positivamente.

Por estas razones, se recomienda tanto la práctica de ejercicio físico como una dieta normocalórica que cubra las necesidades nutricionales de la persona sin conducirla a un aumento de peso corporal. En caso de que ya se padezca sobrepeso, el abordaje debería hacerse con una dieta hipocalórica que permita perder grasa corporal, que junto con el ejercicio mejorará la sensibilidad a la insulina.

Más allá de esto, el uso de suplementos como el inositol han demostrado ser de ayuda en lo que se refiere a la resistencia a la insulina.

¿Hay alimentos que deba priorizar más que otros?

A priori no hay alimentos estrictamente recomendables u otros que deban evitarse, no obstante si el objetivo es el control o la pérdida de peso, conviene seleccionar aquellos que nos aporten gran cantidad de vitaminas, minerales y fibra. Y que por supuesto nos sacien.

De esta manera debemos seleccionar alimentos muy densos en nutrientes, es decir, aquellos que aportan gran variedad y cantidad de nutrientes con el menor aporte calórico.

Ejemplos de ellos son los vegetales como la col rizada o el brócoli, los tubérculos como la patata o el boniato, las legumbres en general, frutos rojos o del bosque como arándanos, semillas como las de chía o incluso derivados animales como lácteos (yogur) y huevos.

En ningún caso la dieta debe restringirse a estos grupos de alimentos, simplemente ponemos sobre la mesa algunos de ellos para que, usados de manera estratégica, nos faciliten el control del déficit calórico.

¿Qué es el inositol?

El inositol es un compuesto orgánico de la categoría de los polialcoholes, un tipo de hidratos de carbono al que además se le confiere propiedades de pseudovitamina (Vitamina B8) aunque no tiene un carácter esencial debido a que en humanos puede sintetizarse a través de una molécula de glucosa.

En mujeres con SOP existe una disfunción a nivel de señalización de la insulina. En este escenario el inositol, en concreto el inositol fosfoglicano juega un importante papel en la cascada de señalización de la insulina regulando entre otras cosas transportadores específicos de glucosa (GLUT4) que permiten la entrada de esta a la célula.

Complementar la dieta hipocalórica y el ejercicio físico con la suplementación de inositol puede ser un gran tridente contra el síndrome de ovario poliquístico.

De manera general, para el tratamiento del SOP se usan dosis diarias tomadas antes del desayuno de entre 200 y 4000 miligramos de mioinositol, es decir, de entre 0.2 y 4 gramos de mioinositol diarios.

En Vitónica | Ciclo menstrual y rendimiento: cómo adaptar tu dieta a las distintas fases del ciclo

Ciclo menstrual y rendimiento: cómo tienes que entrenar en las distintas fases del ciclo

Imágenes | iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios