Compartir
Publicidad

Desmitiendo el refranero popular

Desmitiendo el refranero popular
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La sociedad está acostumbrada a basar muchos de sus razonamientos y creencias en el refranero popular, y creer a pies juntillas muchas de las frases que en él se citan, y una de las más arraigadas relacionada con el deporte y la nutrición en general es "desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo".

Con este post vamos a intentar desmentir al refranero popular y en este caso al refrán que hemos citado arriba, para lo cual nos basaremos en varios estudios científicos para que no nos quedemos simplemente en el razonamiento y la lógica, y así quede aclarado que no todo lo que está arraigado en la sociedad es correcto y hay que abrir un poco los ojos de vez en cuando.

¿De dónde sale esta creencia?

Esto viene de lejos, de una idea absurda sobre que cualquier alimento alto en carbohidratos ingerido en la cena, justo antes de ir a dormir, como no se va a usar como energía automáticamente se convertía en grasa, algo que es totalmente ilógico si se piensa fríamente.

Cientos de estudios científicos han demostrado que si el total calórico diario es negativo (se quema más de lo que se ingiere) meter carbohidratos en la cena no va a hacer que engordes, sino que no depende de esa absurdez, imaginaos en no comer en todo el día y para cenar meterse 100gr de pasta e irse a dormir, ¿vas a engordar por 300 o 400Kcal de pasta?

dieta

El ejemplo del Ramadán

Para hacer frente a este antiquisimo refrán "desayuna como un rey, come como un principe y cena como un mendigo" nos podemos basar en los numerosos estudios disponibles sobre la composición corporal y la salud durante y después de ayuno de Ramadán.

El Ramadán es el noveno mes del calendario musulmán, conocido internacionalmente por ser el mes en el que los musulmanes, por su fe y por sus creencias, practican el ayuno diario desde el alba hasta que se pone el sol, es decir, no comen nada durante el día y lo hacen por la noche, por norma antes de acostarse.

Este patrón de comida, durante ese mes, no varia en absoluto e incluso, en muchos casos, tiene un efecto positivo en el porcentaje de grasa corporal y otros parámetros de la salud. Lo curioso es que estas personas hacen comidas muy altas en hidratos de carbono en la noche, justo antes de acostarse, sin ningún efecto perjudicial. Aquí os dejo el estudio.

tiempo

Estudio de patrones de alimentación

En ocasiones se desmiente este estudio, sobre todo por parte de la población occidental que mira con desdén e incredulidad el caso del Ramadán, pues piensan que estas personas están acostumbradas a realizar este tipo de comidas todos los años (aunque de niños no se practique) y el cuerpo se ha habituado.

Para ello vamos a citar un estudio sobre dos patrones alimenticios que comparaba a un grupo de personas que comía la mayor parte de sus calorías por la mañana con otros que lo hacia por la noche. Para colmo de todos los que apoyan al refrán del que trata este post los mejores resultados fueron en el grupo que comía por la noche.

Aunque hay que puntualizar dos cosas, los que comían por la mañana perdieron algo más de peso que los que comían por la noche, pero lo interesante es que esa perdida de peso era en su mayor parte músculo. El resultado del % de grasa más bajo fuer favorable para los que comían por la noche. Este es el link del estudio que citamos por si quieres revisarlo.

Conclusión

Seguramente muchas personas habrán leído que se baja más peso comiendo por la mañana en vez de por la noche y con eso les bastará para seguir apoyando al refranero popular, pero que peses menos no quiere decir que esté más sano, en realidad esos estudios demuestran lo contrario, el % de grasa (más importante que el peso) es menor si se come más por la noche que por la mañana.

Además, si quieres más estudios que confirmen que el refranero está equivocado os dejo este que publicó el Science Daily en base a resultados en monos (metabólicamente muy cerca de los humanos) y este otro que demuestra que no hay ningún efecto sobre la pérdida o aumento de peso cenando más proporción de calorías en la cena.

Imágen | The Scott,Malias, UggBoy

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio