Compartir
Publicidad

El fin de semana puede socavar nuestra dieta

El fin de semana puede socavar nuestra dieta
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

"El lunes empiezo"....es un expresión muy frecuente entre los que conocemos el efecto del fin de semana sobre la dieta.

Siempre se ha dicho que el sábado y los domingos, no sólo sirven para relajarse, sino para salir de la rutina semanal, lo cual, perjudica en ocasiones nuestro intento de perder peso.

Lo que popularmente todos sabemos, ha sido confirmado en un estudio que señala que la mayoría de la gente come más los fines de semana.

Por el contrario, la investigación afirma que no se suelen modificar los hábitos de ejercitación física, pero el sólo hecho de incrementar las calorías ingeridas ocasiona un balance calórico positivo al final del día, que podría ser la causa de un aumento de 4 kilos al año por el sólo hecho de liberar la dieta los fines de semana.

Además, los resultados de quienes se encuentran en plan de adelgazamiento pueden alterarse y no ser los esperados, lo cual podría desincentivar a las personas y socavar la dieta junto a la pérdida de peso.

¿Por qué comemos más los fines de semana?

Si bien la respuesta no está confirmada científicamente, podemos decir, por experiencia, que al finalizar la semana laboral nuestros días pierden estructura y queda libres para tomar cualquier camino que se proponga.

Es decir, la falta de horarios rígidos y de organización, como así también, la concentración de eventos o reuniones entre amigos y familiares, son puntos que cambian, no sólo la calidad de los alimentos, sino la cantidad y el ambiente en que se consumen.

Todos estos factores son, los que en definitiva, generan un incremento en el consumo de calorías.

La solución más acorde para controlar estos factores o reducir su efecto sería la planificación, pues es el orden el que permite llevar a cabo una dieta adecuada que no genere desequilibrios bruscos.

Además, planificando las comidas y registrando qué tipo de alimentos incluimos en el día, tomaremos conciencia de la ingesta diaria y podremos equilibrar la dieta sin ocasionar perturbaciones severas que puedan perder el rumbo de una alimentación saludable.

En Vitónica | Una dieta sana, la fuente de la eterna juventud En Vitónica | Sentirse a gusto con el propio cuerpo fomenta una dieta sana En Vitónica | La importancia de no descuidar la alimentación en verano

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio