Publicidad

El trabajo puede ser el principal enemigo de la línea

El trabajo puede ser el principal enemigo de la línea
1 comentario

Publicidad

Publicidad

La mayoría de nosotros nos quejamos de que nuestro peso no es el adecuado. Antes de hacer esto lo que debemos tener en cuenta es el tipo de vida que llevamos. Actualmente nuestra actividad cotidiana es baja, ya que casi la totalidad de los trabajos actuales son sedentarios, por lo que esta puede ser la principal causa de que no logremos conseguir el peso que deseamos.

Antes de nada debemos tener en cuenta que nuestros hábitos se tienen que adecuar a nuestro estilo de vida, ya que esta es la única manera de conseguir un peso adecuado. Para la mayoría de nosotros el trabajo es el principal enemigo de la línea, y es que la falta de ejercicio hace muchas veces que comamos más y que por lo tanto aumentemos el peso sin darnos cuenta, a lo que le debemos sumar la falta de tiempo para practicar deporte.

Pero no tenemos por qué resignarnos a aumentar el peso simplemente por el hecho de asistir a trabajar, podemos y tenemos que acabar con este problema mediante unos sencillos actos que nos ayudarán a adelgazar y mantener el peso de forma saludable mientras estamos trabajando.

Para ello debemos empezar por dejar de lado el trasporte público y los coches. A partir de ahora es importante que acudamos a trabajar andando o en bici. El camino de casa al trabajo puede ser una buena forma de mantenernos activos, y es que por lo menos debemos dedicar 30 minutos al día a practicar algún tipo de actividad física. La caminata es una buena manera de hacerlo, y si vamos a paso ligero mucho mejor.

En el trabajo debemos cuidar mucho las comidas. Uno de los principales enemigos es el abuso de snacks y dulces entre horas, algo que incide directamente en el aumento de peso. Para matar el hambre en estos momentos es aconsejable tomar una infusión y comernos una fruta. Esto será una de las mejores maneras de nutrir nuestro cuerpo con un aporte bajo de calorías y grasas.

A la hora de la comida es mucho más recomendable que llevemos nuestros propios alimentos preparados. Debemos obligarnos a hacernos en casa comidas saludables para así controlar en todo momento los ingredientes y alimentarnos lo más sano posible. Además, debemos procurar no comer en el escritorio, ya que si ingerimos los alimentos mientras trabajamos no nos daremos cuenta de lo que realmente estamos comiendo ni de la cantidad. Es bueno hacer un paréntesis para comer y hacerlo relajadamente.

Es bueno que no permanezcamos sentados toda la jornada. Tenemos que obligarnos a levantarnos del sitio y dar una vuelta de vez en cuando por la oficina. Por ejemplo, podemos ir al sitio de un compañero a decirle algo, o llevar materiales de un lugar a otro... Es importante que a la hora de la comida no sigamos en el trabajo. Después de comer lo que nos hemos preparado debemos caminar hasta que sea de nuevo la hora de regresar.

Si seguimos estos consejos conseguiremos mantener la línea sin darnos cuenta y sin apenas esfuerzo. Simplemente tenemos que ser constantes y no caer en la tentación de ingerir alimentos con altos valores calóricos y mantenernos sedentarios en nuestro puesto de trabajo.

Vía | Mi Dieta Imagen | SXC

En Vitonica | Ideas para comer de tupper, pero saludable En Viotnica | Consejos para cuidar la dieta en el trabajo En Vitonica | Más snacks saludables para comer entre horas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir