Compartir
Publicidad

IIFYM (Si se ajusta a tus macros...): ¿la antidieta?

IIFYM (Si se ajusta a tus macros...): ¿la antidieta?
32 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Últimamente he estado oyendo hablar mucho sobre el sistema IIFYM: en inglés "if it fits your macros...", y en castellano "si se ajusta a tus macros..." Muchos la presentan como la dieta definitiva, y muchos otros como la antidieta. ¿Sabéis en qué consiste?

No me suelo fiar mucho de ningún tipo de dieta que tenga "nombre propio", ya que generalmente detrás de ellas el trabajo de márketing suele ser bastante más importante que el de investigación. El IIFYM me ha llamado mucho la atención porque jamás había oído una cosa igual, mucho menos aplicado al campo del deporte. Os cuento cómo funciona el IIFYM: ¿nos encontramos ante la antidieta?

¿Qué es el IFFYM?

Pues bien, el IIFYM consiste básicamente en lo que su propio nombre indica: ¿ese alimento (sea cual sea) entra dentro de los macros diarios de tu dieta? Si la respuesta es sí, puedes comerlo.

Personalmente, al principio me pareció muy raro, porque la primera escena que me vino a la cabeza fue la comerse un bollo de chocolate justo antes de acostarte. Quizás entre dentro de tus macros por cualquier circunstancia, pero ¿es sano?

La polémica se encuentra entre el grupo de personas que defienden la dieta "limpia" (esto es, comer alimentos sanos y naturales, lo menos procesados posible) y los que prefieren el IFFYM. El IIFYM está ganando muchos adeptos últimamente, aún a pesar de contradecir lo que tradicionalmente nos han enseñado que es una dieta "correcta".

¿Puedo comer lo que quiera con el IIFYM?

La respuesta a esta pregunta, sorprendentemente, es "sí" pero con matices. Lo primero que tendremos que hacer si queremos seguir el IIFYM es calcular de forma totalmente estricta nuestros requerimientos de macronutrientes y calorías diarios: una vez obtenidos esos números mágicos, podremos comer lo que queramos, siempre y cuando no nos pasemos de esas cifras.

Esto implica ser muy cuidadoso con el cálculo de los macros de cada comida, preparar comidas de antemano, pesar todo en la báscula antes de cocinarlo... Aquí el "ojímetro" no vale: hay que ser totalmente estricto con este tema, porque si no no habrá resultados.

Por supuesto, no hay comidas trampa: hacer una comida trampa pierde todo su sentido desde el momento en que puedes comer lo que quieras cada día.

¿Dónde está el truco?

Hay que tener en cuenta que tenemos que conseguir llegar a alcanzar los gramos de todos los macronutrientes que necesitamos: no se cuentan sólo las calorías, sino que debemos realizar un aporte correcto de proteínas, grasas, carbohidratos, y también de fibra.

Ahí está el truco: seguro que a muchos les encantaría poder alimentarse a base de bollería, pero ¿cómo consigues entonces las proteínas? ¡Meeeeec! Lo siento, pero no podrás comer toda esa bollería, sino que deberás cambiarlo por algo que te aporte las proteínas necesarias. ¿Podría ser una hamburguesa con salsa barbacoa? Hmmmm... por las proteínas sí, pero ya has llegado a tu consumo diario de grasas con la bollería.

¿Para quién es el IIFYM?

Seguro que para mí no: por un lado no me es fácil (ni me gusta) andar pesando y midiendo cada una de las cosas que como, y por otro me parece muy complicada de seguir. Tener que conocer perfectamente micros y macros de cada alimento y llevar la cuenta a lo largo del día me resultaría agotador.

¿Eres muy organizado? ¿Eres muy meticuloso? ¿Tienes la fuerza de voluntad de parar cuando tienes que parar? Entonces puede que el IIFYM sea una buena solución para ti. Recordad que hay que ser totalmente estricto a la hora de respetar los límites de la ingesta diaria.

Si os animáis a seguir el IIFYM, disponéis de bastantes aplicaciones para móviles que os facilitarán mucho la vida a la hora de llevar la cuenta de todo lo que váis comiendo.

¿Realmente funciona el IIFYM?

Como con todas las dietas o planes de entrenamiento, que funcione o no funcione va a depender únicamente de ti y de tu fuerza de voluntad: los defensores del IIFYM dicen que si sigues el método a rajatabla los resultados están asegurados. El truco está en ser estricto, como con todo.

En mi opinión, creo que la dieta limpia de toda la vida es la que da mejores resultados, pero siempre se puede innovar... ¿o no?

Recordad que esto son sólo unas pinceladas básicas para saber en qué consiste el método IIFYM: si váis a seguirlo lo mejor que podéis hacer es consultar antes a un profesional en el campo de la nutrición, como en el caso de cualquier dieta.

¿Alguno sigue el IIFYM y nos habla de los resultados que está teniendo? ¿Qué os parece esta "antidieta"?

Imagen | PlasticRevolver En Vitónica | Las dietas de diferentes países del mundo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio