Publicidad

Las dietas más sanas que podemos imitar

Las dietas más sanas que podemos imitar
6 comentarios


Si bien los niveles de obesidad se encuentran en crecimiento en todos los países del mundo, algunos de ellos poseen cifras más bajas de esta patología, así como menor número de afectados por enfermedades cardíacas y cáncer. Son justamente estos países los que poseen las dietas más sanas que debemos imitar.

A continuación te contamos cuáles son los hábitos alimenticios que caracterizan a los habitantes de estos países más sanos y verás que rápidamente puedes imitar algunas de sus conductas para prevenir patologías y cuidar la salud toda del organismo al intentar imitar su dieta:

  • Dieta japonesa: su riqueza en arroz y pescado hace que los niveles de omega 3 consumidos protejan a sus consumidores de afecciones cerebrales y cardiovasculares. Además, tiene entre sus ingredientes la soja con fuertes antioxidantes y fitoesteroles que reducen el riesgo de sufrir dislipemias. Entonces, de la dieta japonesa podemos imitar su consumo de pescado y legumbres. Comencemos por incluir al menos 2 veces a la semana pescados ricos en omega 3 y no dejemos de incorporar al menos unas 3 veces por semana, variadas legumbres a la dieta.
  • Dieta tailandesa: se caracteriza por la gran utilización de especias que da un sabor picante particular a la mayoría de los platos. Sobre todo, destaca la incorporación de chile a las comidas que eleva la temperatura corporal y podría incrementar el gasto calórico levemente, así como también, acelerar el metabolismo. Y por otro lado, es muy usado el curry que posee curcumina y se asocia a menor proporción de tejido adiposo en el organismo. Podemos imitar de esta dieta, el uso de especias en nuestros platos que nos ayudará a incorporar variados antioxidantes y micronutrientes al mismo tiempo que saborizamos para producir más saciedad y reducir la ingesta de calorías con los alimentos. Por otro lado, añadir más especias puede ser de gran ayuda para reducir el agregado de sal y azúcar a las comidas.
  • Dieta francesa: si bien en su dieta se incluyen variadas fuentes de grasas, azúcares y alcohol, resulta en grandes beneficios para que los franceses no tengan barriga debido a que su alimentación se caracteriza por el control adecuado de las porciones ingeridas, es decir: “de todo pero poco”. Así, el vino en pequeñas cantidades colabora en reducir afecciones cardiovasculares, y consumir dulces a diario pero en escasa cantidad contribuye a no aumentar de peso y conservar una adecuada figura. De esta dieta podemos imitar la variedad y sobre todo, la cantidad que se consume, pues debemos aprender a disfrutar de lo que ingerimos, a sentir placer con los alimentos sin excedernos en la cantidad ingerida.
  • De Gambia: en la dieta de este pequeño país de África abundan los vegetales y frutos secos, todo lo cual es responsable del nivel más bajo de cáncer en el mundo, por ello, debemos imitar la cantidad de verduras consumidas y su variedad así como la ingesta de frutos secos que inhiben el crecimiento de células cancerígenas.


Los estudios han demostrado que existe una correlación entre la menor tasa de enfermedades que poseen estos países y su dieta, por eso, no dejemos a un lado la dieta mediterránea y tomemos estos aspectos de las dietas más sanas que podemos imitar para beneficiar la salud del organismo y prevenir comiendo, diversas patologías.

En definitiva, todo reúne las características de la saludable y olvidada dieta mediterránea: muchas verduras y frutas, pescado, legumbres, frutos secos y especias en cantidades suficientes para saborizar y enriquecer con nutrientes nuestros platos.

Vía | Yahoo
Imagen | Avlxyz

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios