Compartir
Publicidad
Publicidad

Una caminata diaria para reducir el antojo al chocolate

Una caminata diaria para reducir el antojo al chocolate
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Son bien conocidos los beneficios de realizar una caminata diaria, ya que, aunque no constituye un esfuerzo físico intenso, brinda bienestar a nivel físico y mental, al mismo tiempo que contribuye a combatir el sedentarismo.

Pero las ventajas de caminar a diario no son sólo esas, sino que un reciente estudio ha comprobado que una simple caminata de 15 minutos por día, a paso enérgico, reduce y controla los antojos al chocolate.

El chocolate es responsable de la mayor parte de los antojos a un alimento y éste deseo incomparable de consumirlo puede aparecer de manera espontánea en momentos de aburrimiento, estrés o cuando se requiere incrementar el estado de ánimo o mantener el estado de alerta.

Debido a que muchos son los antojados al chocolate y a que su difícil control puede generar la ingesta de calorías innecesarias que, a lo largo del día, culminan originando un balance energético positivo, la noticia es una gran ayuda para quienes resultan presos de estas tentaciones.

Para conocer este valioso efecto de caminar, los investigadores evaluaron a mujeres y hombres de alrededor de 25 años de edad que consumían un mínimo de dos barras de chocolate por día y tenían antojos intesos después de tres días de abstinencia.

Los participantes debieron evitar la ingesta de productos con cafeína y no podían realizar ejercicio alguno durante las 2 horas previas a las pruebas realizadas que consistían en: 15 minutos de caminata enérgica o 15 minutos de descanso en un sillón.

Después de las pruebas, los evaluados debieron mantener en sus manos una barra de chocolate a la cual no podían consumir. Tras estas circunstancias, quedó demostrado que el sedentarismo no reduce el deseo de comer chocolate, mientras que caminar sólo 15 minutos controló el antojo.

Tal vez las caminatas, de las cuales se ha comprobado, que mejoran el estado de ánimo, relajan la mente y disminuyen la ansiedad, son el recurso ideal para evitar la ingesta de calorías innecesarias y cuando no se tiene la necesidad fisiológica de su consumo.

Así, caminar enérgicamente durante sólo 15 minutos, no sólo puede combatir el sedentarismo, beneficiar nuestra mente y la salud del organismo todo, sino que, favorece una alimentación más controlada y saludable en la cual se reduce la ingesta de alimentos por antojos o las calorías placenteras que, en la mayoría de los casos, el cuerpo no las necesita.

Si bien no siempre es conveniente eliminar este tipo de placeres, es mejor poder controlar su ingesta y moderar su consumo para lograr una dieta más saludable y equilibrada que cubra las necesidades fisiológicas, al mismo tiempo que previene excesos.

No hay nada que lo discuta, llevar una vida activa contribuye a una mejor alimentación y viceversa. Asimismo, ambos hábitos en conjunto dan como resultado un incremento de la  salud y de la calidad de vida, que nos permite vivir más y mejor.

Vía | Buena Salud En Vitónica | ¿Por qué tenemos antojos? En Vitónica | Las bacterias tienen la culpa del antojo al chocolate En Vitónica | El chocolate no engorda... si comes poco En Vitónica | Eliminar las tentaciones no ayuda a perder peso Imagen | Getty Image De Medioimages/Photodisc

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos