Compartir
Publicidad

Una dieta sana, la fuente de la eterna juventud

Una dieta sana, la fuente de la eterna juventud
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con el paso de los años nuestro cuerpo sufre un deterioro que se hace visible en nuestro rostro con la aparición de arrugas, manchas... Es lo que se conoce como envejecimiento y se produce por los radicales libres que atacan nuestro cuerpo día a día.

Antes de nada debemos saber cuáles son los motivos por los que envejecemos. Uno de los principales motivos es el exceso de peso pues supone una sobrecarga funcional y celular que acelera el envejecimiento. El estrés es otro motivo, pues nos genera un desajuste emocional que se traduce en un desequilibrio físico que repercute en nuestra salud. El sedentarismo es otra causa de envejecimiento, pues nuestro cuerpo se deteriora y pierde su fuerza y agilidad.

La dieta es otro de los detonantes del estado físico, y es que una mala alimentación repercutirá en nuestro proceso de envejecimiento. Es aconsejable sustituir los alimentos azucarados y las grasas por vegetales y alimentos frescos. Tomar el sol es también una causa de envejecimiento prematuro de la piel. Y sobre todo una mente inactiva es la causante del envejecimiento de nuestro cerebro, pues si no usamos nuestras neuronas, estas se acabarán muriendo.

Para evitar todo esto debemos seguir un estilo de vida saludable empezando por la dieta que debe contener un gran aporte de antioxidantes. Para comenzar debemos ingerir alimentos ricos en betacroteno, vitamina A, C y E, puesto que defienden al organismo de agentes nocivos como la contaminación, el alcohol, el tabaco y las radiaciones solares. La vitamina C es necesaria para la salud de la piel, pues activa sus defensas e interviene en la síntesis del colágeno. La vitamina E es un potente antioxidante, que protege y mejora el tejido celular, además de mejorar la circulación de la sangre.

Otros componentes que nos ayudarán a retardar el envejecimiento son los ácidos grasos esenciales que aportan suavidad y elasticidad a la piel. Están presentes en la estructura de las células e intervienen en la falta de hidratación cutánea. Podemos encontrarlos en diferentes alimentos como aguacates, pescados...

Los minerales y oligoelementos son esenciales para vencer el paso de los años, ya que minerales como el hierro, esencial en la producción de hemoglobina, hace que nuestra piel tenga un color saludable. El zinc también es importante, pues junto a la vitamina A interviene en la regeneración de la piel y en la síntesis del colágeno y la elastina.

Por todo esto es muy aconsejable ingerir alimentos que contengan estos componentes en altas dosis, pues de esta manera, y adoptando hábitos saludables como no fumar, no beber, no tomar demasiado sol... Podremos mantenernos jóvenes por más tiempo.

En Vitonica | Aguacate, un reconstituyente muscular En Vitonica | ¡No te oxides! En Vitonica | Aceite de borraja, fuente natural de ácidos grasos esenciales

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio