Publicidad

El Alzheimer no se contagia, pero un reciente estudio sugiere que podría transmitirse de una persona a otra

El Alzheimer no se contagia, pero un reciente estudio sugiere que podría transmitirse de una persona a otra
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El  Alzheimer es una enfermedad de origen neurológico en la cual el principal síntoma es la pérdida de la memoria. Aunque el Alzheimer no se contagia, un reciente estudio sugiere que podría transmitirse de una persona a otra mediante procedimientos quirúrgicos o médicos. 

Enfermedad de Alzheimer y proteína beta amiloide

Se sabe que la presencia en el cerebro de placas (depósitos) de proteínas amiloide- beta o beta amiloide están involucradas en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer, sin embargo, la causa de su presencia podría ser de origen en gran parte genético, debido a mutaciones.

Hace unos años atrás, un estudio publicado en la revista Nature señaló la posibilidad de que las proteínas beta amilode se hicieran presentes mediante la incorporación al cerebro de hormona de crecimiento contaminada.

Hoy los mismos investigadores suman pruebas a esta posible transmisión de proteínas beta amiloide de persona a persona con una investigación publicada en la revista JAMA en la cual se evidenciaron apreciables cantidades de proteínas beta amiloide en lotes antiguos de preparaciones de hormona de crecimiento derivadas de cadáveres.

Asimismo, se encontró que también solían tener proteína tau, también vinculada al desarrollo de Alzheimer.

Ratones susceptibles inoculados intracerebralmente con muestras de hormona de crecimiento, o con preparados a partir de cerebro de pacientes con enfermedad de Alzheimer confirmada por autopsia, sembraron la formación de placas de proteína beta amiloide, lo que sugiere que podría transmitirse de un organismo a otro si se emplea un instrumento quirúrgico que pueda tener proteína beta amiloide debido a contaminación previa.

Lo mismo ha sido comprobado en macacos en el año 2014, encontrando que la llegada al cerebro por vía externa de dichas sustancias podría iniciar el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.

Aunque hacen falta más estudios, está claro que el mal de Alzheimer no se contagia ni puede llegar al cuerpo por una transfusión de sangre, sin embargo, la proteína beta amiloide resiste las formas clásicas de esterilización en hospitales y por ello, podría encontrarse en material neuroquirúrgico usado previamente y así, llegar al cerebro de una persona sana.

En definitiva, sería clave ampliar la evidencia y confirmar si esta enfermedad podría estar expandiéndose mediante la transmisión de una persona a otra a través del pasaje de proteína beta amiloide de una persona con Alzheimer a otra.

Imagen | Pixabay

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir