Compartir
Publicidad

Dormir poco aumenta el riesgo de padecer Alzheimer: la causa es la liberación de proteína tau

Dormir poco aumenta el riesgo de padecer Alzheimer: la causa es la liberación de proteína tau
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde hace un tiempo a estar parte viene estudiándose de manera habitual la relación existente entre dormir poco y la buena función cerebral. Hace unos meses encontraban que dormir mal de manera habitual podía ser mucho más grave de lo que creíamos ya que podría provocar que nuestro cerebro se deshiciera de neuronas y conexiones sinápticas. Esto no solo podía afectar a la salud de nuestro cerebro, sino que podía volverlo vulnerable a enfermedades como el Alzheimer.

Ahora, una nueva investigación encuentra también relación entre la falta de sueño y el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer. La causa sería, según estos investigadores, una proteína llamada tau. Según indican los resultados de esta investigación, dormir mal podría provocar un aumento en la producción de la proteína tau y esta parece estar directamente relacionada con el riesgo de padecer Alzheimer

La realidad es que la proteína tau se puede encontrar también en el cerebro de personas saludables. Sin embargo, bajo algunas condiciones esta proteína se puede acumular en nudos que pueden dañar el tejido que tienen alrededor y acelerar el daño cognitivo. Estos investigadores han llevado a cabo pruebas en ratones y en humanos y han encontrado que la deprivación de sueño puede provocar que aumenten los niveles de proteína tau en el cerebro y, además, facilitar que se extienda por él de manera más rápida, aumentando así el riesgo de nudos.

Katarzyna Grabowska 607316 Unsplash

Para llevar a cabo se analizaron los niveles de proteína tau presentes en ratones y seres humanos con un sueño normal y con problemas para dormir. Entre otras cosas encontraron que interrumpir el sueño de los ratones hacía que sus niveles de proteína tau se duplicaran. En el caso de los humanos, analizaron los niveles de proteína tau presentes en fluido cerebroespinal de ocho personas después de una noche de buen sueño y tras una noche sin poder dormir. Lo que encontraron fue que los niveles de proteína tau se multiplicaban en un 50% en el caso de la noche en vela.

Los investigadores descartaron, haciendo uso de los ratones, que el aumento de la proteína tau estuviera relacionado con otras conscuencia de la falta de sueño como el estrés. Además, encontraron también que pasar la noche en vela provocaba que la proteína tau se extendiera más rápido por el cerebro en comparación con aquellos que sí dormía bien. Además, encontraron que los nudos de proteína tau que se generaban tendían a aparecer en los mismos sitios donde suelen aparecer las lesiones provocadas por el Alzheimer.

En definitiva, todavía quedan realizar más investigaciones y aumentar los estudios en humanos, para poder confirmar la causalidad. Sin embargo, lo que sí nos ofrece este estudio es otro motivo más para asegurarnos a nosotros mismos buenas noches de sueño todos los días. Desde Vitónica, os dejamos estos sencillos consejos que pueden ayudaros a dormir mejor de manera habitual.

Imágenes | Unsplash

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio